Prensa escrita en Güines, rescate de una tradición.

16.07.2014 11:30

 

 

Universidad Agraria de La Habana

“Fructuoso Rodríguez Pérez”

SUM Güines.

 

 

 

 

Carrera: Comunicación Social.

 

 

 

 

Trabajo de Diploma.

 

 

 

 

 

 

Título: “Prensa escrita  en Güines:  rescate de una tradición ”. 

 

 

 

 

 

Autora: Lelianis Arado Betancourt .

Tutor: Andy Duardo .

Cotutor: Ernesto Sarduy .

 

 

 

 

 

La Habana

2010

“Año del 52 Aniversario del Triunfo de la Revolución”.

 

 

 

Dedicatoria

Quisiera dedicar esta investigación, en primer lugar, a la persona que más amo en este mundo: mi hijo Daniel Alejandro, esa parte de mí que me da fuerzas y valor para amar la vida y seguir adelante cada mañana.

A mi esposo porque con  su comprensión y apoyo, me ha ayudado en todo momento, en la casa, con el niño, con el duro trabajo.

A mi abuela Lidia por quererme tanto y aguantar tantas malcriadeces mías.

A mi familia en general, pero sobre todas las cosas a mi padre Ricardo y en especial a mi mamá Margarita, porque me ha ayudado en todos los momentos, buenos y malos, porque junto a mi lleva la crianza de mi hijo sin importar horarios ni fechas, porque me ha enseñado ha ser independiente, porque ha hecho suyo mi sacrificio y porque  le debo lo más importante que aprecio: la vida.

Quisiera por último dedicarle esta hermosa investigación a una persona que admiro mucho por su talento, pero que me dijo en un principio que realizar esta tesis era un romanticismo, lo que me dio más fuerzas, porque qué sería la vida sin los soñadores, qué hubiera sido de la prensa escrita en Güines si Francisco Calcagno no hubiese querido hacer su sueño realidad, mi sueño, mi romanticismo, que ha cautivado a muchos Güineros, alimentados con la esperanza de algún día, con el empeño de todos, hacerlo realidad.

 

 

Agradecimientos

Esta investigación no hubiese sido posible sin la cooperación de muchísimas personas que siempre me apoyaron y me dieron ánimos.

A mi tutor Andy Duardo por ayudarme siempre.

A mi esposo, por dedicar horas en la confección y búsqueda de información junto a mí.

A mis padres por su apoyo incondicional, por ayudarme con las tareas de mi hijo.

Y un especial agradecimiento a Ernesto Sarduy por ser la persona que más cercana estuvo en el proceso investigativo junto a mi, quien desde un principio confío en mis ideas y las hizo suyas, ni horarios ni privaciones, siempre estuvo dispuesto a ayudarme  con sus inmensos conocimientos. Una persona muy profesional, educado, atento, una maravillosa persona en la cual encontré todo el apoyo y  conocimiento para enfrentarme a esta compleja investigación.

 

 

Resumen

Esta investigación posibilita conocer  los orígenes, trayectoria y funciones de las publicaciones periódicas de Güines en sus diferentes etapas de desarrollo. Tiene como objetivo proponer  la creación de un órgano de prensa local, a partir de la funcionalidad que ha desempeñado la prensa escrita en Güines durante su evolución histórica y la ausencia actual de un medio de prensa escrita en esta localidad. Pretende  constatar las motivaciones que condujeron a dotar de prensa escrita a este municipio, antes y después del triunfo de la Revolución cubana, lo que sirve como vía de conocimiento para las presentes y futuras generaciones. Consta de tres capítulos relacionados con la fundamentación teórica, el análisis de los resultados y la propuesta de creación del órgano de prensa local como estrategia viable, teniendo en cuenta los datos arrojados  tras la aplicación de determinados instrumentos como encuestas, entrevistas y encuentros grupales. Los métodos utilizados durante el proceso investigativo fueron de tipo Etnográfico, Fenomenológico, Teórico-empírico, histórico-comparativo y  Bibliográfico- Documental. Con esta investigación se  dota a la historia y prensa territoriales de una herramienta teórica que transita cronológicamente y enfatiza en la función de este medio de difusión, validando a su vez funciones claves de su rol en el municipio Güines.

 

SUMMARY

This investigation facilitates to know the origins, trajectory and functions of the periodic publications of Güines in its different development stages. Has as objective to Propose the creation of an organ of local press, starting from the functionality that has carried out the press written in Güines during their historical evolution and the current absence of a means of press written in this town. It seeks to verify the motivations that drove to endow of press written to this municipality, before and after the victory of the Cuban Revolution, what is good as road of knowledge for the present and future generations. It consists of three chapters related with the theoretical foundation, the analysis of the results and the proposal of creation of the organ of local press as viable strategy, keeping in mind the heady data after the application of certain instruments like surveys, interviews and encounters in groups. The methods used during the investigative process were of type Etnográfico, Fenomenológico, Theoretical-empiric, historical-comparative and Bibliographical - Documental. With this investigation it is endowed to the history and territorial press of a theoretical tool that it traffics chronologically and it emphasizes in the function of this means of diffusion, validating functions keys of their list in turn in the municipality Güines.  

 

INTRODUCCIÓN

La prensa escrita es, entre los medios de difusión masiva, la que posibilita volver atrás, leer una y otra vez ese mensaje orientador, educativo, y si al paso del tiempo olvidamos su contenido, volver a ella con la frescura del primer día. Ello conlleva a crear patrones de conducta mediante la orientación, didáctica, recreación y otros atributos que la distinguen como ente comunicador necesitado irremediablemente del lector;  ese ente social que también propone y quiere sentirse próximo o bien representado. De ahí la importancia social de la prensa escrita y su alta capacidad para transformar. Ello significa un proceso de retroalimentación que incluye la necesidad social de conocer sus interioridades, surgimiento, desarrollo, transformaciones y aporte social mediante las funciones que cumple. A pesar de la aparición del cine a principios del siglo XX, de la radio en la década de 1920, de la televisión en la de 1940 y de nuevas tecnologías como Internet, los periódicos siguen constituyendo una fuente primordial de información

Esta investigación pretende indagar en las funciones que ha cumplido la prensa escrita desde su fundación hasta nuestros días en esta zona geográfica de la provincia de La Habana. Profundizar en sus raíces posibilita conocer  sus orígenes, surgimiento que fue imposible desligar de lo meramente comercial y que fue creciendo junto a sus lectores hasta adentrarse en un profundo vacío que se lamentó antes, también ahora, pues Güines se caracterizó por una riqueza increíble de publicaciones, una tradición que, lamentablemente se disipó en el tiempo

Por sus características, el periódico como medio de comunicación es una vía idónea y tradicional. Es condicionador del criterio de multitudes. Tanto así que se la dio en llamar el cuarto poder. La creación de imperios periodísticos y el surgimiento de agencias noticiosas transformarían el mundo.

Aunque competitivamente existen medios de difusión masiva que por su tecnología superan el proceso de la producción física del periódico manteniendo la transferencia de información, la tirada de los periódicos sigue siendo el resultado de diferentes factores combinados con un objetivo común: satisfacer con inmediatez necesidades de información con determinada frecuencia en un soporte material que es ya tradición. En los países altamente desarrollados sigue siendo considerado un medio masivo siendo en aumento la tendencia en su producción. Sin embargo en países en vía de desarrollo, donde la transferencia de tecnologías está supeditada a su desarrollo económico  y se completa como algo alcanzable a largo plazo o, simplemente, inalcanzable, en  medio de la lucha entre países ricos y pobres, donde la información es motivo de grandes controversias y reclamo para su equilibrio y representatividad

Las funciones de la prensa escrita en Güines llegan a nuestros días como informaciones dispersas que es necesario consolidar con las vivencias que aparecen reflejadas en revistas, periódicos, boletines y otras publicaciones existentes en la Biblioteca Municipal, necesario material documental, imprescindible en el reconocimiento de aquellos inicios y de la historiografía más reciente de la prensa escrita güinera.

Posterior al vacío o como parte de él, surge de las iniciativas de la sede universitaria del municipio una revista que pretende trasladar todo el universo informativo que se encuentra al alcance de sus colaboradores a la comunidad.

Se pretende entonces hacer una propuesta viable donde se amplíe el espectro de la revista y pueda extender su gama informativa a todos los pobladores del municipio.

 

Estos antecedentes condujeron  a definir la siguiente estructuración  metodología:  

Problema: La inexistencia de prensa escrita en Güines impide la utilización de sus funciones  a favor de la comunidad  en las actuales condiciones.

Premisa: La prensa escrita en Güines se caracteriza por transitar por dos momentos esenciales: antes y después de 1959. En ambas etapas  las funciones  que cumplió difieren radicalmente, y a partir de mediados de la década de los 80 del pasado siglo acontece un déficit en los órganos de prensa escrita tras disímiles causas: economía de recursos, periodos de crisis económicas y otros factores adversos condujeron a  la muerte súbita de todas las publicaciones. Aun cuando perduran ciertas limitaciones, la creación de una publicación periódica en  Güines es viable en el actual contexto.

Objeto de estudio: La funcionalidad  de la prensa escrita  en Güines desde su surgimiento hasta la actualidad, como fundamento para propiciar su rescate en el momento histórico que vivimos.

Objetivo general: Demostrar a partir  de las funciones que históricamente cumplió la prensa escrita en Güines, la necesidad de que  exista en la actualidad este medio de difusión masiva en el municipio.

Objetivos específicos:

·         Demostrar la importancia por sus funciones de la prensa escrita en Güines  desde su surgimiento a la actualidad.

·         Valorar los cambios funcionales de la prensa escrita en Güines antes y después del triunfo de la Revolución.

·         Determinar las principales etapas por la que ha transitado la prensa escrita güinera.

  • Lograr perfeccionar la revista de la Sede Universitaria: güinesmío, mediante el apoyo de su consejo editorial y otras entidades  para elevar su calidad.
  • Proponer a güinesmío como el medio de difusión que rescate la tradición de la prensa escrita en esta ciudad y que desde sus funciones se vincule directamente a la comunidad. e

 

Campo de acción: La trayectoria de la prensa escrita en Güines mediante testimoniantes, encuestados y entrevistados.

Universo

Todo el patrimonio pasivo que acerca de la prensa escrita en Güines se archiva en la Biblioteca Municipal Raúl Gómez García y las personas que antes y después del triunfo de la Revolución conocen de las funciones de este medio de difusión en la Villa.

Muestra.

Güines posee una población aproximadamente de 68 414 habitantes. El consejo Popular #2 está conformado por 11 332 personas y ocupa un área de vital importancia en el desarrollo sociocultural del municipio, al estar enclavadas la mayoría de las instituciones que se relacionan con esta investigación; Museo, Biblioteca, Taller Gráfico  y la Empresa Municipal de Servicios.

Se escogió una muestra intencional de 150 sujetos, pertenecientes a este consejo Popular # 2,  de distintas ocupaciones y edades comprendidas entre 17 y 70 años, lo que significa el 1,7 % de la población activa de ese consejo popular y el  6 % del total de  población en el segmento de edad escogido.

 Preguntas científicas: 

1.    ¿Qué antecedentes históricos permiten demostrar la riqueza funcional y pluralidad de la prensa escrita  en Güines?

2.    ¿Qué funciones  asumió la prensa escrita güinera antes y después de 1959?

3.    ¿Cuáles fueron las causas que propiciaron la carencia de prensa escrita en Güines a partir de la década de los años 80 del pasado siglo?

4.    ¿Cumple güinesmío, Revista del Centro Universitario Municipal de Güines, con las funciones que asume todo medio de difusión escrito?

5.    ¿Puede güinesmío a partir de sus funciones convertirse en  la publicación periódica que rescate la tradición de la prensa escrita local?

 

 

Tareas de investigación:

1. Realizar un muestreo a las diferentes bibliografías (periódicos, textos de diferentes autores, etc), para recopilar información acerca de  las funciones y la pluralidad de los medios de prensa escrita en Güines.

2. Analizar cómo se comportan las funciones de la prensa escrita en el municipio antes y después del triunfo de la Revolución.

3.  Profundizar en las causas que condujeron a la declinación de la prensa escrita güinera a partir de la década de los años 80 del pasado siglo.

4. Realizar un muestreo a la Revista güinesmío para determinar el nivel de cumplimiento de  las funciones dadas a todo medio de difusión escrito.

5. Dar las vías de perfeccionamiento al Consejo Editorial de la revista guinesmío para que la publicación alcance un alto sentido comunitario y su vez se convierta en una  publicación periódica que rescate la tradición de la prensa escrita local.

Unidad de Observación

Personas incluidas en el grupo de edad entre  17 y 70 años.

Novedad del Tema

Es una  investigación novedosa. Nunca antes  se había realizado un estudio integrador en torno al surgimiento, desarrollo y función de la prensa escrita en Güines, haciendo posible valoraciones hasta la más actual etapa, de manera que puede convertirse en fuente bibliográfica y resulta una propuesta que pudiera ser viable y factible en un futuro a corto o mediano plazo, en tanto propiciadora del rescate de la tradición de la prensa escrita en la Villa.

Aporte Teórico

Con esta investigación quedará delimitada la función de la prensa escrita en Güines por etapas cronológicas; de ahí que este estudio podría ser útil como documento de valor histórico-cultural para las presentes y  futuras generaciones.

 

Aporte Práctico

Constituirá un importante referente bibliográfico relacionado con el surgimiento, desarrollo y función de la prensa escrita  en Güines, enriqueciendo los estudios relacionados con la prensa escrita en Cuba. La investigación constituye además  un aporte sustancioso a la historia local y despeja el camino para convertir a güinesmio, Revista del Centro Municipal Universitario, en la publicación periódica dirigida a la comunidad que rescate la rica tradición que en esta materia posee Güines,  constatando condiciones reales y la disposición de instancias superiores de colaborar mediante recursos y gastos de producción mínimos.

Limitaciones del estudio

El avanzado grado de deterioro de las publicaciones de mayor antigüedad y la pérdida de consecutividad  de algunas de ellas.

Tipo de investigación:

Estudio descriptivo  que valora y analiza el surgimiento y desarrollo de la prensa escrita en Güines, a partir de sus funciones en diferentes etapas.

En el desarrollo se aplican como métodos de investigación:

Cualitativo

Empíricos:

·         Teórico-empírico, pues se realizó una investigación que permitió revelar las relaciones esenciales del objeto de investigación, lo que facilitó la comprensión de los hechos y efectuar el análisis preliminar de la información, así como verificar y comprobar las concepciones teóricas.

·         El fenomenológico, permitió realizar un análisis sistemático y crítico de la función de la prensa escrita en Güines.

·         El etnográfico, facilitó que se realizara una caracterización de la prensa escrita en Güines; en busca de parámetros que reflejaran cómo las publicaciones incluían las diferentes funciones: educativas, orientadoras, culturales, informativas, etc., que necesita la población.    

·         Histórico-logico: se estudió el surgimiento de la prensa escrita en el mundo, en Cuba y en particular y con más profundidad en Güines para poder hacer una valoración de las funciones que ha cumplido y cumple la prensa escrita y poder rescatar estos valores tradicionales.

 

·         Bibliográfico-Documental: Se revisó bibliografía que aportó elementos teóricos a la investigación. Se consultaron documentos existentes en la biblioteca, museo y otras que abordan el tema de esta investigación.

 

Empírico:

·         Observación participante: como parte de la comunidad, obtuve información interactiva con los habitantes del municipio para lograr la implicación directa con las mismas, además de las instituciones donde visité para aplicar las diferentes técnicas.

 

Dentro de las técnicas se emplearon:

Encuentro grupal: Se utiliza esta técnica pues facilita la aplicación de entrevistas en un plano interactivo.

La encuesta: fue también otra de las  técnicas  utilizadas facilitando la obtención de información primaria basada en el planteamiento de preguntas  escritas, abiertas y cerradas, se obtuvieron informaciones de personas comprendidas entre los 17 y 70 años de vida que vivieron esa etapa.

El contenido de las preguntas de la encuesta propone un acercamiento a la solución del problema de investigación.

Por el carácter de la interacción pueden distinguirse la utilización de dos tipos de encuestas fundamentales: la encuesta por cuestionario y la encuesta por entrevista.

La entrevista: fue una de las técnicas que más se utilizó pues proporcionó la obtención de testimonios de personas que vivieron la etapa prerevolucionaria.

 

Se entrevistó al administrador del Taller de Artes Gráficas y al director de la Empresa de Servicios la cual pertenece el taller, ambas entidades  del municipio, para obtener información, en primer lugar del estado técnico de las máquinas  del taller y ratificar la disposición de estas autoridades para asumir las responsabilidades correspondientes con la propuesta de esta investigación.

 

 

CAPÍTULO 1     

1.2 Comunicación y prensa escrita.

 

La manifestación más clara y conocida de la prensa escrita es el periódico, que es un medio masivo de comunicación, pues una infinidad de lectores pueden acceder al mensaje o a la información contenida en las líneas de un diario. El público que lee un periódico puede ser muy diverso entre sí, dependiendo de sus características e intereses.

Periódico: Que guarda período determinado.  Que se repite con frecuencia a intervalos determinados.  Dicho de un impreso: Que se publica con determinados intervalos de tiempo. Publicación que sale diariamente.( Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

El periódico cumple la función de informar, siendo ella su labor principal. Como segunda función se encuentra la de formar opinión en los receptores, quienes tendrán su punto de vista acerca de los temas tratados en el diario. Por otra parte, el periódico tiene una característica importante y es que posee un valor comercial, pues responde a un producto de mercado; esto es, que el diario es un artículo que se vende al público y se expenderá en más o menos cantidad según las preferencias de los receptores. Por esta razón, los periódicos están orientados a un cierto tipo de público, aún cuando contengan las mismas noticias o informaciones, con la finalidad de ser adquiridos por este tipo social determinado, que comprará un diario específico, de acuerdo a sus intereses y cercanía con el lenguaje del mismo o el modo en que se tratan las noticias en un determinado medio.

 

La prensa escrita contiene diferentes géneros periodísticos, que son diversas formas que van adquiriendo las informaciones; desde esta visión, es posible identificar dos géneros: el informativo y el de formar opinión o contribuir a ello.

 

Ambos géneros se imbrican, se mezclan entre sí, dando origen a un nuevo género, asociado a la contemporaneidad, que es la forma interpretativa, que busca explicar las noticias, por medio de un análisis.

 

La prensa escrita es el conjunto de publicaciones impresas en papel que tienen como objetivo informar y entretener a la sociedad. Dentro de la prensa escrita podemos encontrar desde publicaciones diarias dedicadas a la información de la actualidad hasta cómics y fanzines de todo tipo. Los periódicos de información diaria conforman la variedad de prensa escrita de mayor difusión. Se publican a diario y ofrecen información general sobre temas como política, sociedad, deportes, cultura, etcétera. Existen también publicaciones más espaciadas en el tiempo (semanales, mensuales...) especializadas en todo tipo de temas: corazón, motor, salud, naturaleza, cine, medicina...

 

Cuatro son los principales formatos de publicación, teniendo en cuenta el tamaño de la publicación:

·         Formato sábana (broadsheet) – Se trata de un periódico de tamaño 60 x 30 centímetros, aproximadamente. Ha sido el más empleado por los periódicos más prestigiosos del mundo, aunque muchos lo han cambiado últimamente por el tabloide o el berliner.

·         Formato tabloide – Tiene un tamaño de 38 x 30 centímetros. En un principio, lo emplearon los periódicos sensacionalistas, aunque cada vez se está extendiendo más. En algunos países, como el Estado Español, es el formato habitual de los diarios.

·         Formato berliner – Sus medidas son aproximadamente de 47 x 30 centímetros. Utilizado por los diarios Le Monde, La Vanguardia y The Guardian.

·         Formato arrevistado – Es el tamaño más pequeño; empleado, habitualmente, por publicaciones semanales, mensuales...

 

Géneros

Los géneros periodísticos son las diferentes formas literarias que se emplean para narrar los temas de la actualidad a través de un medio de información.

 

No son una característica específica de la prensa escrita, también se pueden trasladar a otros medios como la radio y la televisión. Generalmente, se diferencian tres tipos de géneros periodísticos: informativo, opinión e interpretativo. Como su propio nombre indica, el objetivo del género informativo es simplemente narrar o describir lo ocurrido. La noticia y el reportaje informativo son las herramientas que se emplean para ello.

 

La opinión se refleja en dos tipos de textos: los artículos de opinión, en los que conocidos periodistas o pensadores expresan su punto de vista, o las editoriales, textos que expresan la opinión del propio periódico. Finalmente, el género interpretativo combina información objetiva y opinión. Las crónicas, los reportajes interpretativos y las entrevistas forman parte de este género.

 

Informar

Se dan a conocer los acontecimientos que suceden en un contexto determinado, dentro de la sociedad. Manifestaciones: entrevistas, reportajes, noticias en general.

 

Formar Opinión: Contenido argumentativo, donde se plasma una opinión personal frente a un tema específico, con el fin de influir sobre otros y lograr que éstos se hagan una idea propia del tema. Esta opinión es subjetiva: editoriales, columnas de opinión y críticas.

 

Interpretar: Análisis profundo de las noticias, por medio de reportajes, crónicas y otros.

 

Orientar: Contenido argumentativo que tiene como objetivo inducir a los receptores  a adoptar una posición determinada.

 

Convocar: Se refiere al poder movilizativo de la prensa hacia el logro de determinados objetivos, fundamentalmente de interés socio-político.

 

Características del texto periodístico

Entrega de información

Utilización de oraciones o frases breves impersonales: neutralidad y objetividad de la información, uso de tercera persona.

 

Fin práctico: finalidad pragmática, responder a las necesidades informativas de la sociedad, en un tiempo y momento determinado, a través de los mecanismos de coherencia y de cohesión.

 

Veracidad: todo texto informativo debe procurar responder a la veracidad de lo que ha acontecido, de esta forma, el lenguaje que se utilizará para transmitir la noticia, debe procurar que ésta no pierda su autenticidad ni se confunda el contenido. Para ello es pertinente utilizar un lenguaje objetivo, neutro, de la mano de un estilo culto formal – en cuanto a los registros o niveles del habla – y en conjunto con modalidades de certeza o de atenuación.

 

Géneros Periodísticos de Información

Como se explicó anteriormente, este género tiene que ver con informar a los lectores acerca de diferentes hechos; asimismo, posee algunas características:

Claridad: Alude a la presentación de las noticias de forma ordenada y entendible por todos, sin incluir ambigüedades o frases que lleven a confusión y desvirtúen el sentido de la noticia, para ello es necesario la utilización de un lenguaje preciso, sin que signifique que sea un lenguaje técnico o específico, ya que no será comprendido por todos los receptores. Se debe buscar un equilibrio, pensando en que no todos los destinatarios poseen el mismo nivel de conocimiento.

 

Concisión: Las noticias, sean escritas u orales, deben expresarse de forma concisa, es decir, de modo resumido, que abarque lo que se quiere informar, sin atiborrar de información ni prescindir de ella. Evitar redundar, ya que ello no reafirma la información, sino que lleva a confusiones y a mal entender.

 

 

Objetividad: Se refiere a que la noticias debe responder a criterios de imparcialidad, no reflejando el pensamiento de quién emite o escribe la información. Para ello es necesario que el texto sea escrito o expresado en tercera persona, dejando fuera las interpretaciones e intervenciones personales.

 

Dentro de los géneros periodísticos de información están:

La información, El reportaje, La entrevista. La crónica, otros…

 

Los géneros Periodísticos de Opinión son aquellos que plantean una postura personal respecto a un tema y entre éstos se encuentran:

El editorial, El artículo de opinión, La columna de opinión, La crítica cultural, Cartas al Director,  El comentario, La entrevista de opinión, Fuentes de Información.

 

Las noticias no llegan solas, sino que es necesario que diferentes fuentes las provean y estas fuentes son:

 

Las agencias de información: son empresas que se dedican a capturar información y a distribuirlas a los diferentes medios masivos. Los medios pagan por recibir las distintas noticias a alguna agencia o varias, con el fin de asegurar el acceso a la información del momento; es así, que una agencia puede tener de “cliente” a varios medios de comunicación o a varios periódicos.

Notas de prensa: son comunicados informativos, que provienen de diferentes oficinas de prensa, que buscan informar acerca de actividades a realizar o situaciones varias.

 

Los servicios de documentación: son una fuente de información fundamental, pues otorgan al periodista datos, fechas, estadísticas y otros datos de interés, lo que da sustento a la noticia.

 

Los corresponsales de prensa: son parte de los periodistas de un periódico determinado, exclusivos de él, pero éstos trabajan en otra zona y no en la sede o ciudad base del medio o de la organización. Desde el lugar donde se hallan envían información de lo que allí sucede, sea dentro del país o desde el extranjero.

 

Los redactores: son aquellos que elaboran las noticias, las escriben. Asimismo, buscan datos anexos a la misma, investigan la información y la analizan, con el fin de tener una noticia actualizada.

 

Los reporteros: son los que dan a conocer públicamente la información, una especia de “cara visible” de las noticias, ya que están trabajando en terreno o en momento en que los hechos acontecieron.

 

Boletines de información: funcionan parecido a las agencias, en el sentido que los periódicos se suscriben a este boletín, sean de índole semanal o diaria y, por lo general, tienen que ver con noticias políticas o económicas.

 

1.1 Surgimiento de la prensa escrita.

 

Los antecedentes de la prensa escrita se remontan al Imperio Romano. El primer producto periodístico fue una hoja de noticias que circulaba por la antigua Roma, llamada Acta diurna. Se publicó semanalmente desde el año 59 A.C. e informaba sobre hechos políticos y sociales. Otras publicaciones romanas que también se podrían considerar como precedentes del periodismo son la Acta Senatus y los Annales Maximi. Siglos más tarde, hacia el año 713, existió en China una publicación del gobierno imperial a la que llamaron Noticias mezcladas. Mientras, en la Europa medieval, surgieron los avisos, páginas escritas a mano que se colgaban en lugares públicos. Ya en el siglo XIII, se creó en Inglaterra la Nouvelle manuscrite para la difusión de noticias.

 

La llegada de la tipografía (imprenta de tipos de metal) de Johannes Gutenberg, en el siglo XV, supuso una gran revolución para la publicación de material escrito.

 Pronto, empezaron a aparecer hojas con información sobre puertos, eventos políticos, sucesos... El primer periódico impreso fue Nurenberg Zeitung, y se publicó en Alemania en 1457.

Apenas el alemán Juan Gutenberg(1397_1468), dedicado a la orfebrería y las artes mecánicas, inventó la Imprenta en 1454, el mundo fue favorecido rápidamente gracias a la creación de talleres litográficos en todos los países desarrollados de aquella época. Su éxito inventivo revolucionaba los viejos métodos como la xilografía.

Antes de aparecer la imprenta la velocidad, calidad y transferencia de la información  era lenta y muy difícil la forma de comunicarse por el alto índice de analfabetismo en las grandes masas por lo cual fue la imprenta de Gutenberg el primer recurso capaz de producir la multiplicidad de las ideas y la palabra escrita, combinación esta que origina la información como concepto. La transferencia y aceleración de la información tuvo sus regularidades sujetas al estado técnico de estas complicadas máquinas. Con la imprenta el grabado fue quien cobró  mayor fuerza y adquirió otra dimensión además de la artística. En 1441, Gutenberg concebía la sustitución de la plancha que reproducía impresiones a presión por los llamados “tipos móviles”, los que primero eran de madera y luego de metal. Más tarde, junto a Pedro Schoffer y el socio financiero Juan Fust, el sueño de los nuevos métodos de impresión se hacía realidad. Los primeros impresos logrados por este trío fueron de 1445, casi todos de tipo religioso(Calendario para 1448, Bulas de Indulgencia del Papa Nicolás V., impresos en 6 hojas a favor de las cruzadas contra los turcos)

Los efectos logrados tras la tradición de la imprenta fueron inmediatos. Gutenberg, daba un salto significativo de originalidad y ponía a prueba su manifiesto científico técnico en un momento crucial. Tras ello la industrialización comercial cobró auge, en la misma medida que el hábito de lectura en sectores de la población europea, en particular aquellos sectores dedicados al estudio. La importancia mediática atribuida a la imprenta radica en su misión de trasladar el conocimiento hacia la palabra en una época en que éste permanecía en los monasterios. La imprenta se nutría del traslado de obras clásicas y su conversión a lenguas nacionales.

En 1779, el francés Luis Nicolás Robert inventaba una máquina continua para la fabricación de papel. En 1830 un impresor francés conocido por Didat trajo a Inglaterra un invento que utilizaba la fuerza del vapor para fabricar rollos de papel. Este proceso se perfeccionaría una y otra vez por otros inventores al introducir cilindros calientes que aceleraron el secado de la fabricación y transformaciones en la bobinas de papel hasta que en 1866 la Walter Rotary se convertía en la primera máquina que además de imprimir por ambas caras también cortaba las hojas de forma automática. Otra inventiva que optimizó las funciones de la imprenta fue la de Ottman Mergenthaler, cuando en 1866 inventa la denominada linotipia, una máquina de composición tipográfica que fundía los tipos(piezas con la letra) en una línea o lingote de plomo. Después de este invento se revolucionaría la técnica de la imprenta con la aparición de procesos de vapor. En 1880 se construye la primera prensa de hierro. Así, antes de comienzo del siglo XX surge el primer vehículo de los medios masivos de comunicación: el periódico.

Según Roberto Casanueva en su obra El libro y su diseño, “Entre la primera y la Segunda guerra Mundial, los medios de comunicación contribuían en cantidades cada vez considerables a brindar información y materiales a distintos niveles en sectores sociales hasta entonces desconocidos desde el punto de vista cultural“(1).

Antes de la aparición de los tipos de imprenta móviles a mediados del siglo XV, las noticias se difundían por vía oral, por carta o por anuncio público. Hasta 1609 no se empezaron a publicar los primeros periódicos. Estos ejemplares, impresos en el norte de Alemania, se denominaban corantos y publicaban “sueltos” sobre sucesos en otros países. La palabra noticia se acuñó un siglo más tarde.

Los periódicos  eran de formato reducido y por lo general sólo tenían una página. No tenían ni cabeceras ni anuncios y se asemejaban más a un boletín que a los periódicos actuales de página grande con cabeceras en negrita y abundantes imágenes. La más antigua de las publicaciones periódicas en lengua castellana fue el Correo de Francia, Flandes y Alemania, que empezó a publicarse en 1621.

Hasta 1690 no se publicó en las colonias americanas algo que se pareciese a los primeros periódicos europeos. Publick Occurrences, Both Forreign and Domestick, un periódico de tres páginas, comenzó a publicarse en Boston ese mismo año, pero fue suspendido por el gobierno tras la aparición del primer número.

Hasta 1830 los periódicos se ocupaban casi exclusivamente de las noticias económicas y políticas; por consiguiente iban dirigidos sobre todo a las clases privilegiadas. En 1848 se produjo otro avance significativo. Seis periódicos neoyorquinos se aliaron para compartir los costos de la transmisión telegráfica de noticias desde Washington y Boston hasta Nueva York. Esta asociación informal pronto se convirtió en la Associated Press (AP), la primera agencia de noticias del país. Después de la Guerra Civil, AP creció rápidamente, suministrando a los periódicos enfoques políticos muy variados. Así pues, AP obligó a dar las noticias de una manera objetiva y sin partidismos, algo que todavía procuran muchos periódicos estadounidenses.

A medida que los periódicos comenzaron a competir entre sí para aumentar su tirada con objeto de conseguir más publicidad, los editores Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst comenzaron a practicar un nuevo tipo de periodismo. Pulitzer, en The New York World, y Hearst en The San Francisco Examiner, y posteriormente en The New York Journal, transformaron sus periódicos con noticias de carácter sensacionalista y escandaloso, incluyendo dibujos y otro tipo de pasatiempos como las viñetas de humor. Cuando Hearst comenzó a publicar secciones de humor en color, entre las que se incluía una tira titulada The Yellow Kid, que arrebató a su eterno rival Pulitzer, a este tipo de periódico se le bautizó como prensa amarilla.

El crecimiento de los periódicos se vio favorecido también por otros avances tecnológicos. La aparición de la primera linotipia a mediados de 1880 aceleró la composición al permitir fundir automáticamente los tipos en líneas. Se fueron perfeccionando las rotativas y las tiradas de los periódicos en las grandes ciudades alcanzaron las cotas de cientos de miles de ejemplares. Véase también Técnicas de impresión.

.En el siglo XIX, se inventaron y perfeccionaron la prensa de vapor (utilizada por primera vez por el diario The Times), la fotografía, el telégrafo y, en especial, la rotativa y la linotipia. De esta manera, se pudo automatizar la impresión, ganando en velocidad. Los avances técnicos y el aumento de la alfabetización condujeron a una demanda creciente de periódicos, poniendo en circulación millones de ejemplares a diario.

 

Paulatinamente, los países occidentales fueron regulando la prensa e instaurando leyes en las que se reconocía la libertad de expresión. Asimismo, organizaron su estructura informativa en torno a agencias estatales de noticias, que pasaron a ser los mediadores entre los gobiernos y los periódicos.

Mass Media

 

Fue en el siglo XIX cuando nació el periodismo tal y como hoy se conoce y cuando los periodistas adquirieron categoría de profesionales. Asimismo, la publicidad supuso un antes y un después en las publicaciones periódicas. Muchos diarios redujeron su precio y pasaron a financiarse mediante la entrada de anuncios, llegando así a un número mucho mayor de lectores. La información se convertía en mass media y, poco a poco, aparecieron las primeras industrias o grandes grupos del mundo de la prensa: Bennet, Pulitzer, Hearst... De esta manera, los periódicos llegaron a ser instrumentos de gran influencia y poder. Durante las guerras mundiales, por ejemplo, los periodistas colaboraron con los diferentes ejércitos, sirviendo de máquina de propaganda e inventando informaciones para mantener ilusionados a los combatientes y a la sociedad civil.

A lo largo del siglo XX, la prensa escrita ha tenido que competir con otros formatos para divulgar información: la radio, la televisión y las nuevas tecnologías. Se han escuchado voces acerca de la desaparición de los diarios tradicionales, aunque, de momento, miles de diarios publican sus ediciones cada mañana. No obstante, las publicaciones periódicas (diarios, semanales...) se han adaptado a los nuevos tiempos y cuentan con sus respectivos webs en Internet.

. En América Latina, donde continúa la gran tradición periodística iniciada siglos antes, en la actualidad se siguen publicando diarios de gran tirada e influencia en las opiniones públicas de sus países respectivos.

En la actualidad, los grandes periódicos tienen redacciones especializadas. Además del equipo de noticias, con reporteros y editores, también disponen de equipos numerosos en los departamentos de publicidad, circulación y producción.

A fin de hacer frente a la competencia de los reportajes en directo de la radio y la televisión, los periódicos han adoptado un enfoque más analítico; presentan una información exhaustiva en torno a las noticias, sobre todo desde la expansión de los noticiarios en la televisión de la década de 1960. La mayoría de los editorialistas no se contentan con proporcionar a los lectores una mera descripción de las noticias, sino que intentan encontrar una explicación a los sucesos o al menos darles una interpretación.

Aunque los periódicos han crecido notablemente tanto en tamaño como en tirada desde las innovaciones de la prensa barata hace 150 años, continúan siendo publicaciones destinadas al consumo masivo. Además de las noticias serias del día, el periódico contiene, con independencia de su tamaño, elementos que pueden resultar atractivos para la mayoría de los hombres, mujeres y niños.

Durante las dos últimas décadas, los periódicos han sufrido más avances tecnológicos que en cualquier otra época desde la aparición de las máquinas automáticas de fotocomposición y las rotativas rápidas a finales del siglo XIX. Las enormes y ruidosas máquinas que componían trabajosamente líneas de tipos de plomo, durante casi un siglo, han desaparecido de las plantas de los periódicos.

Han sido sustituidas por complejos sistemas electrónicos que utilizan ordenadores o computadoras para almacenar la información y convierten las palabras en líneas tipográficas. En las plantas actuales de los periódicos, los reporteros y los editores que trabajan con teclados conectados a computadoras hacen las funciones también de los tipógrafos.

 

Los diseñadores que antes trabajaban con máquinas lo hacen ahora en tableros distribuyendo pruebas de textos e imágenes para confeccionar las páginas del periódico. La creciente utilización de la fotocomposición y la transmisión electrónica de datos ha permitido el desarrollo de periódicos nacionales con plantas impresoras descentralizadas.

En los últimos años del siglo XX los principales periódicos de todo el mundo han entrado en el universo de Internet, con redacciones específicas cada vez más numerosas, información constantemente renovada y un número de visitas que cada día supera más a la tradicional tirada del papel impreso. Esta es, sin duda, una de las vías de crecimiento más diáfanas para el nuevo milenio. El Daily Telegraph fue el primero en lanzar en 1994 este avance tecnológico en el Reino Unido al sacar el Electronic Telegraph.

Uno de los fenómenos periodísticos más importantes de los últimos años es la consulta de prensa vía Internet. Muchos periódicos acuden todos los días a su cita diaria con una página web a la que se puede acceder desde todo el mundo. Lo que esto puede significar sobre las relaciones culturales e informativas se presenta tan ingente que esta información mundial y en casa está suscitando estudios y premoniciones de los comunicólogos que ya, definitivamente, afirman que la aldea global ha llegado. Como abrir una página web es barato, el monopolio informativo de las grandes empresas informativas —peligro que siempre se ha debatido en el periodismo— encuentra ahora una competencia informativa por parte de grupos, facciones, instituciones, partidos políticos, particulares y otros cuyos contenidos variarán, ratificarán o contradirán lo que los grandes periódicos cuenten, por lo que el lector deberá discernir qué información es la que le sirve.

Véase también Televisión; Radio; Censura; Periódicos; Publicaciones periódicas; Fotografía; Imprenta.

Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993--2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

 

1.3 Surgimiento de la prensa escrita en Cuba.

 

Las fuentes ofrecen nombres que no coinciden: unas señalan como el primer periódico cubano a Gaceta de La Habana, que apareció en 1764, otras a Papel Periódico de la Havana, que vio la luz el 24 de octubre de 1790 y terceras afirman que la primera publicación diaria de la Isla salió 20 años después.

 

En medio de tantas discrepancias hay puntos coincidentes en cuanto a otras publicaciones del patio que, por una u otra razón, fueron primeras.

 

Así, La voz del pueblo cubano (1852) fue el primer periódico clandestino publicado en la Isla, El filarmónico mensual (1812) fue el primer periódico musical, Aurora (1828), publicación que nació en la provincia Matanzas, fue el primero en divulgar crónicas de guerras extranjeras, El Diablo cojuelo (1869) fue el primero publicado en La Habana durante la libertad de imprenta decretada en enero de aquel año.

 

El habanero (1824) se conoce como el primer periódico verdaderamente revolucionario dedicado a la independencia de Cuba, La voz de los obreros y campesinos (1928) fue el primer periódico de la comunidad china en Cuba. Desde 1944 se llama Kwong Wah Po.

 

El periodismo y la historia cubanos comparten espacios comunes de represión y gloria. Gobiernos autoritarios casi siempre traen aparejados supresiones en la libertad de imprenta: así sucedió en disímiles momentos de la colonia y en casi toda la época seudorrepublicana de Cuba. Desde la propaganda independentista, abolicionista o anexionista del siglo XIX, hasta los periódicos que se opusieron a los dictadores Gerardo Machado y Fulgencio Batista, la prensa clandestina fue siempre fuente inagotable de ideas renovadoras para esos órdenes sociales caducos.

 

La primera voz de la prensa cubana en contra del régimen autoritario español se tornó La voz del pueblo cubano. Un periódico que, con ese título, vio la luz el 13 de junio de 1852, para convertirse en el primer periódico clandestino publicado en la isla y también en el primero que entregara un mártir de la prensa nacional. Mérito aparte tiene El Habanero, cuya circulación también burló la censura colonial; pero este fue impreso en los Estados Unidos.

 

Los propietarios y terratenientes cubanos que se agruparon en la primera corriente reformista del sistema colonial, ya en las décadas del 30 y el 40 del siglo XIX, perdieron todas las esperanzas de obtener prerrogativas por parte de la metrópoli y devinieron defensores de la anexión de Cuba a los Estados Unidos. La abolición de la esclavitud en las posiciones antillanas inglesas, a su vez, incentivó sucesivas sublevaciones esclavas en La Habana y Matanzas; por lo que España envió al general Leopoldo O’Donnell para calmar los exaltados ánimos criollos.

 

La historia inició con la represión a la Conspiración de la Escalera una reprimenda terrible contra los esclavos y las capas medias de negros y mulatos libres, y alcanzó hasta los propietarios ricos implicados en la corriente anexionista cubana, quienes utilizaban con frecuencia en su propaganda el vocablo "independencia" o la frase "separación tiránica de España". Desde las trincheras anexionistas se editó el primer impreso clandestino cubano en La Habana, lugar donde se agrupó el Club de Occidente, el más poderoso grupo de esta doctrina.

 

La supresión de El Faro Industrial de La Habana en el año 1851 y la encarcelación de su director John S. Trasher, por su actividad en favor de la anexión de la mayor de las Antillas a los Estados Unidos, fue uno de los pasos que condujo al surgimiento de esta nueva publicación. Porque, ante la iniciativa del mencionado Club de Occidente, de crear un periódico clandestino que reflejara sus intereses, Trasher sugirió al periodista Juan Bellido de Luna contactar con su amigo, el tipógrafo Eduardo Facciolo y Alba.

.

Se tiene conocimiento que la imprenta llega a México en 1539 por intermedio de Juan Cromberger y del impresor Juan Pablos, dispersándose rápidamente por toda la América entre 1584 y 1807.

En Cuba se señalan dos fechas, 1607 y 1707 como las de instauración de la imprenta, la primera en Santiago de Cuba y la segunda en La Habana, aunque no existen obras impresas que confirmen la veracidad de esta información.

La obra más antigua impresa en Cuba  corresponde al año 1723 y fue impresa en La Habana por Carlos Habré con el título “Tarifa General de Precios de Medicinas”, un folleto de 28 páginas. Los tipos de imprimir eran viejos de alguna imprenta primitiva belga o francesa, pues Habré era natural de Bélgica y fijó su residencia en La Habana. Este dato se corrobora por las letras  por las letras impresas, entre ellos la ñ que era sustituida por la u con acentos propios del idioma francés. De la imprenta de Habré se conocen otras dos obras :”Méritos que ha justificado y provocado el Lcdo. Antonio de Sossa” (1724) y “Rubricas Generales del Breviario Romano”. Esta última se leía: ”Impreso  en la Impr. De Carlos Habré, 1727. Y véndese en su Casa, en frente de D. Melehor(Melchor) Rodríguez cerca del Espíritu Santo”(2),  lo que aseguraba que estaba situada frente a la Iglesia del Espíritu Santo existente en las calles Cuba y Acosta de La Habana Vieja.

Luego de la aparición de la casa  impresora de Habré se instala la imprenta de Francisco José de Paula en 1735 en La Habana y otra de Matías Joseph de Mora. El taller de Francisco de Paula estuvo en ejercicio hasta 1740, cuando pasó a manos deManuel Aspeitía, dequien no se conservan testimonios gráficos, pero en 1775 se hace cargo del mismo Esteban J. Boloña.

En 1750 Blas de Olivas, un sevillano residente en La Habana fundaba una imprenta, de cuyas máquinas vería la luz la “Gazeta de La Havana, el primer periódico impreso en Cuba, que comenzó a publicarse cada lunes a partir de mayo de 1764, con noticias comerciales, políticas y disposiciones del gobierno, con 4 páginas, 29 renglones de texto cada una y 40 letras por línea. Era impreso en medio pliego de papel, a dos páginas por cara y con formato semejante al de las hojas de cuadernos de estudio. En fin, se trataba de un periódico de pequeño tamaño y reducida tirada.

 

Hacia 1764 salían al exterior las gacetas de otras colonias españolas en América y se desconoce si la citada Gazeta de La Havana logró llegar a otras latitudes  que no fueran las de la corona española, este primer periódico cubano circuló por dos años pues en 1782 apareció otro de igual nombre.

Al morir Blas Olivas (1720), la imprenta se convirtió, gracias a su yerno Franco Seguí en la Imprenta del Gobierno y Capitanía General de Cuba.

La imprenta de Seguí continuaría la buena tradición de su fundador. La Imprenta del Cómputo Eclesiástico y de la Ciencia Episcopal se fusionaba en 1773 con la del gobierno. El último taller o imprenta del siglo XVIII fue el de Pedro Nolasco Palmer, fundada en 1791 en Santiago de Cuba y se mantuvo hasta 1835.paralelamente al empuje periodístico tras la instalación de estas imprentas se fundan los primeros talleres litográficos en 1824(Oriente) y 1827(La Habana), este última llamada Imprenta litográfica Habanera por lo que entre 1823 y 1880 la litografía  adquiere especial relevancia en las publicaciones periódicas. La Imprenta de la Capitanía General fue por excelencia, un taller de gran prestigio y tradición pues constituía el icono de eficiencia en relación a las grandes y sistemáticas producciones tipográficas. Tal es así que la primera obra científica cubana se publica en esta imprenta (1787): “el libro de los peces” y considerada una rara y valiosa joya de bibliográfica. Esta obra dirigida al Rey Carlos III, causó admiración por su tipografía cuidadosa, calidad del papel y la impresión, su excelente encuadernación y las bellas ilustraciones coloreadas a mano.

Entre 1790 y 1796 rige como gobernador en Cuba Don Luis de las Casa. Época que coincidió con un período de auge de la cultura en la Isla. Al tomar posesión del mando en julio de 1790, este gobernante encontró que no había en ella un solo papel donde insertar siquiera las noticias oficiales. por ello pensó establecer un periódico y puesto de acuerdo con su amigo, el doctor Tomás Romay y Chacón y con Don Diego de la Barrera, decidió fundar la que había de ser la primera publicación periódica en Cuba.

El 24 de octubre de 1790 comenzó a circular con el título de Papel Periódoco de La Havana  esta publicación, en cuyas páginas se conserva mucha información valiosa para la historia de Cuba. En ellas aparecen discursos, tratados, poesías, inventos en ciencias y artes, compras y ventas, avisos de hallazgos y pérdidas y todo lo relacionado en cuanto a cuestiones políticas, culturales y científicas de la época. El Papel Periódico de La Havanase mantuvo con este título hasta 1805. El Papel Periódico de La Habana en su primer y más importante período constituyó uno de los eslabones fundamentales en el proceso de la forja de la nación cubana.

Tantas libertades en un sistema sociopolítico estructurado desde España darían al contraste con determinados conflictos en la libertad de prensa, el espíritu competitivo y la deficiencia de pensamiento de las publicaciones periodísticas en esta época daban inicio a conjeturas, disparidades, desacuerdos y muchas veces violaciones en lo dispuesto en Reales Cédulas, lo cual contribuyó a prohibiciones  de todo tipo que marcarían un período de censura. El antecedente más lejano sobre censura de imprenta es la  Real Cédula del 8/07/1502, firmada por los reyes católicos Isabel y Fernando de Castilla Aragón que era ejercida por la inquisición. Después de la primera mitad del siglo VXIII más reiteradas las órdenes reales para limitar las imprentas y sus publicaciones.Estas censuras, cada vez más verticalistas, incidirían negativamente en las libertades de pensamiento y expresión, originando la reducción de tiradas al cierre de talleres y la eliminación de páginas o periódicos por completo. En ocasiones la censura fue justificada con el factor financiero, aunque la competencia también influyó.

“Los recelos contra las ideas consideradas subversivas eran aún más vivas en las colonias. Las autoridades se manifestaban muy vigilantes contra las ideas de los enciclopedistas, particularmente de los que se referían a la crítica del estado y del organismo colonial.”(3)

El Gobernador Las Casas a pesar de su postura complaciente fue defensor de la necesidad de creación de varias imprentas en La Habana, basándose en el crecimiento poblacional y en éxito de las relaciones comerciales.

Se hacía necesario para la monarquía española evitar que por medio de la imprenta pudiera darse a conocer la ideología de revolucionaria de la época, justo en momentos en que el régimen colonialista de América había entrado en descomposición y las colonias americanas eran un hervidero de inconformidad, antagonismo y rebeldía.

El propio Gobernador Don Luis de las Casas respaldó la iniciativa de crear la Sociedad Económica de Amigos del País o Sociedad Patriótica, autorizada por el Rey el 15/12/1792 y de la que formaron parte las más destacadas personalidades de la capital cubana. (4)

Apenas la iniciativa de la Sociedad Patriótica se hizo realidad, esta institución comenzó un importante trabajo: la publicación de sus estatutos, un folleto de la mejor tipografía autorizado por el Rey para promover agricultura, comercio, industria popular, educación e instrucción. A la Sociedad Patriótica pasó la dirección del Papel Periódico de la Havana hacia 1794 (192 suscripciones), acotándose la Real Orden de cada libro, folleto o periódico publicado en el país, esta institución debía conservar dos ejemplares. Al circular tantos periódicos al mismo tiempo, algunos con limitaciones territoriales las casas impresoras se disputaban la inmediatez informativa, el diseño en los formatos, los recursos materiales asignados, la infraestructura tecnológica y el total de producción circulante.

El absolutismo de la monarquía española se hacía evidente, así la autorización para el establecimiento de imprentas en un inicio era otorgada por los cabildos o ayuntamientos, luego por los gobernadores y culminó en el mismo Rey, quien autorizaba la instalación de éstos reduciéndolos a una ciudad y bajo control del gobierno

A partir de 1799 y hasta aproximadamente 1850, cuba experimentó un acelerado aumento de su prensa periódica, contribuyendo a la continuidad del trabajo en las imprentas y por consiguiente la optimización en recursos e infraestructura tecnológica. En la etapa 1800-1810, solo en la capital existieron más de 10 publicaciones periódicas.

 

El Papel Periódico de La Havana continuó apareciendo con ese nombre hasta 1805 año en que comienza a cambiar su nombre. En Santiago de Cuba se funda El Amigo de los Cubanos(1805), primer periódico de esta ciudad, impreso en el Taller de Matías Alquízar.

Los principales nuevos periódicos habaneros según el año en que iniciaron su publicación fueron los siguientes:

1800: La Aurora (Imprenta de Pálmer)

El Regañón de La Havana(Imprenta del Gobierno)

1804: El Criticón de La Havana(Imprenta del Gobierno)

El Filósofo de La Havana (Imprenta de Pálmer)

1805: El Aviso(sucesor del Papel Periódico de La Havana)

1806: Miscelánea Literaria(imprenta del Gobierno)

1808: La enciclopedia (imprenta de Pálmer)

1809: El Aviso de La Havana(sucesor de El Aviso)

Mensajero Político, Económico-literario de La Habana(Imprenta de Pálmer)

1810: Diariode la Habana(sucesor de El Aviso de La Havana)

Posteriormente, tras la libertad de imprenta experimentada, luego de conseguir la autorización en las cortes españolas la gran mayoría de los periódicos existentes circularon con gran auge a pesar de los índices de analfabetismo.

En la capital vieron la luz los siguientes periódicos:

1811: El Patriota Americano(Imprenta de Pálmer)

Correo de las Damas(primera publicación dedicada a la mujer en Cuba, Imprenta del Gobierno)

1812: El Centinela de La Habana (Imprenta del Gobierno y Capitanía General)

Filarmónico mensual(primera publicación dedicada a la música, Imprenta de Esteban J. Boloña)

1813: El Esquife(Imprenta Liberal)

Todos eran al igual que muchos otros periódicos de la época, de pequeños formatos y pocas páginas, el texto era corrido excepto el en el caso de diario Cívico, impreso en dos columnas, con letras de 8 puntos (los demás letras de 10 puntos). Algunos representaban grabados en la cabeza de la primera plana, así como líneas en latín.

Por otro lado en la ciudad de Santiago de Cuba aparecieron;

1811: El Eco Cubense

La Voz de la Razón

1812: Ramillete de Cuba.

1813: Miscelánea de Cuba

1814: El Canastillo.

Todos eran publicados por la imprenta de Matías Alquízar.

En Camaguey:

1812 El Espejo.

En Matanzas:

1813: diario de Matanzas(Imprenta francisco Camero)

El Patriota (Imprenta José María Marrero)

Se hace notar la gran diferencia en la producción periodística regional en el transcurso de estas etapas.

Las buenas iniciativas, los intereses políticos, las divergencias territoriales así como los recursos financieros y tecnológicos tuvieron mayor relevancia en la capital. No obstante, el impulso periodístico hacia otras zonas del país intentó cuajarse en el panorama cultural.

La competitividad constituía un hecho real, impulsada muchas veces por el logro de objetivos financieros y fama personal. El desarrollo tecnológico de las imprentas se convertía en lucha competitiva toda vez que los talleres tipográficos de Europa y el resto de América estrenaban nuevas máquinas que revolucionaban la producción publicitaria.

En 1811, aparecieron dos nuevos talleres tipográficos en La Habana(Antonio Gil y Juan de Pablo), pero ambos funcionaron muy poco. Según algunas investigaciones en 1814 había en Cuba 8 imprentas, de ellas 5, en la capital, una en Santiago de Cuba, una en Puerto Príncipe y una en Matanzas. Estas imprentas habaneras, la del Gobierno, Hacienda Pública y Sociedad Patriótica, de los señores José de Arazosa y Manuel Koler, la de Esteban José Boloña, la de Pedro Nolasco Pálmer e hijo, la Liberal y la del cubano Antonio José Valdés.

La libertad de imprenta dimitida el 20/11/1810 y confirmada por la constitución de 1812, apareció en La Habana alrededor de 20 periódicos cerca de 5 en Santiago de Cuba, 3 en Matanzas, y 1 en Camagüey. Esta libertad fue breve ya que en 1814 fue derogada la constitución y vuelve al poder la reacción absolutista de Fernando VII. Por ende, la gran mayoría de aquellos periódicos tuvieron una vida esfímera: fueron clausurados por el gobierno. No todos eran, sin embargo periódicos políticos los dos años de libertad se trducen en una avalancha de periódicos que no convivirían pacíficamente, sosteniendo violentas polémicas expresadas en el más fino lenguaje. Era evidente que la agudización del conflicto político entre cuba y España se extrapolaba al plano de la intelectualidad. Los nombres de los periódicos también sugerían la agudización de los conflictos de una forma bien pensada y suficientemente irónica.

Para estrechar aún más los métodos de censuras, las publicaciones seguirían sujetas a todos los lineamientos que exigía la constitución.

En 1834 asume el poder como Gobernador de Cuba el General Miguel Tacón. Ya para entonces la litografía y la tipografía estaban en pleno auge en Cuba a través de textos publicados con impresión de algunas estampaciones de sencillas figuras para ilustrar.

 

 Tacón aplicó con toda rigidez las prohibiciones: censuró toda discusión de asuntos políticos, no permitió la salida de nuevos periódicos y solo permitió la publicación de obras con carácter literario, científico, de moda y bellas artes, siempre bajo la mirada vigilante de las autoridades. El permiso de publicación de las revistas era solicitado para una obra destinada a salir por entregas, de ahí que muchas revistas de esa época conserven la apariencia de libros. Las autoridades exigían que al solicitarse el permiso de publicación se presentara por escrito el plan de contenido, proyecciones y objetivos. Ante cualquier sospecha de que pudiera tratarse el tema político u otro tema que afectara los intereses colonialistas el permiso era denegado(bajo quebrantamiento de forma)

Entre la década del 30 y 40 del siglo XIX , la aplicación de las prensas mecánicas de alto rendimiento transformó en Cuba el panorama de las imprentas. La mayor productividad de estas reducía considerablemente los costos de producción. Eran periódicos de formatos grandes de hasta 4 columnas de texto, grandes tiradas y tipografía de avanzada.

En 1839, había en La Habana 10 imprentas que disponían en total de 18 prensas atendidas por 119 operarios, 3 años después llegaba a 12,(48 prensas y 138operarios) además de dos casas litográficas fundadas en 1839 que contaban con 10 prensas y 18 operarios. Al crecimiento de las imprentas se unió su expansión por algunas poblaciones cubanas. En estos años aparecen los primeros talleres en Villa Clara(Imprenta de Manuel Sed en 1831, primer periódico: El Eco), Sancti Spíritus(Imprenta de Domingo Devesa, en 1834, primer periódico:El Fénix), Cienfuegos(Imprenta de Francisco Murtra, en 1845, primer periódico: Hoja Económica) y Cárdenas(Imprenta de Cárdenas, en 1848, primer periódico: La Hoja Suelta)

A finales de la década del 40 habían imprentas en 9 ciudades cubanas y tomaba auge en la ciudad de Matanzas.

 

De 1850-1859, se editaron en Cuba una treintena de revistas literarias, científicas, de arte, dedicadas a diferentes categorías poblacionales. Eran publicaciones de valioso contenido y buena presentación. Una de ellas fue la Revista de La Habana (1853-1857) que salía de la imprenta El Tiempo, bastante mayor en dimensiones que el resto de las editadas en la capital, por lo que respondían al llamado formato de hipotenusa.

En 1869 toma posesión en La Habana el General Domingo Dulce quien decreta el 9/01 una nueva libertad de imprenta, cuyos 5 primeros artículos la ratificaban:

Artículo1: todos los ciudadanos de la provincia de Cuba tienen derecho a emitir libremente sus pensamientos por medio de la Imprenta, sin sujeción a la censura ni a ningún otro requisito previo.

Artículo2: los delitos comunes que por medio de la Imprenta se cometan quedan sujetos a la legislación común y Tribunales ordinarios.

Artículo3: so responsables para los efectos del artículo anterior en los periódicos, el autor del artículo, y a falta de este el director...

(...)

Artículo 5: ni la religión católica(...)ni la esclavitud, hasta que las Cortes constituyentes resuelvan, podrán ser objeto de discusión.”(5)

Rápidamente aparecieron más de100 periódicos y hojas sueltas de variados la promocitítulos, temas e intenciones.

Es entonces cuando sale El Diablo Cojuelo, publicación de 4 páginas, dirigida por Fermín Valdés Domínguez y redactada por un joven que no había cumplido los 16 años de edad llamado José Martí. Al respecto dijo ”:esta  dichosa libertad de prensa, que por lo esperada y negada y ahora concedida, llueve sobre mojado, permite que hable usted por los codos de cuanto se le antoje, menos de lo que pica; pero también permite(...)que lo zambullan a usted en el Morro por lo que dijo o quiso decir.”(6)

Por sus palabras es evidente que existía un aspecto beneficioso de la libertad de imprenta por la ganancia del obrero impresor y el redactor al no existir censura que le arrebatara su trabajo.

En la etapa 1876-1890, ocurre una revolución de editoriales técnicas para la imprenta a escala mundial. Aparecen las prensas cilíndricas de alta velocidad que eran alimentadas con papel continuo, procedentes de rollos o bobinas, surgen las prensas de cilindro de doble revolución, las prensas con dispositivos para la alimentación automática del papel en pliegos, máquinas plegadoras o dobladoras de pliegos impresos, así como papel esmaltado para la mejor reproducción de ilustraciones. Además se crea el linotipo para facilitar la rapidez en la composición tipográfica sobre la base de líneas o renglones de textos fundidos en metal. Otra creación fue la máquina para fundir tipos sueltos en 1897.

Paralelo a ello se perfeccionaron las técnicas eficientes, se mejoró la técnica del fotograbado, se llevó a cabo la aplicación de la fotografía en las artes gráficas, apareció la técnica de la tricromía(impresión en colores usando solo tres tintas fundamentales, rojo, azul y amarillo)y en la litografía comenzaron a utilizarse la planchas metales de zinc y aluminio. A los talleres cubanos llegaban paulatinamente de Estados Unidos estos progresos técnicos, pues el impresor que no estuviera al tanto del crecimiento mecánico se convertía en víctima de la competencia.

Las imprentas pequeñas que no contaban con medios para adquirir los adelantos eran relegadas a realizar solamente trabajos comerciales que no requirieran especialización, mediante las máquinas minervas, unas pequeñas prensas de brazos. No obstante estas pequeñas imprentas fueron salvadas por los magnos de pedad y los llamados chinchales.

En resumen, la etapa final del siglo XIX se acentuó más el contraste entre grandes y pequeñas imprentas en un contrato competitivo. Los grandes eran respaldados por el capital de un empresario, sociedad anónima o compañía. Desde el punto de vista cultural la imprenta fue el principal vehículo de expresión de actitudes, rebeldías, búsqueda y afirmación de la conciencia nacional frente al colonialismo.

 

 Además de constituir una tradición, resultada de elementos españoles, franceses, y norteamericanos que incidió con calidad en la tipografía y demás formas de la impresión. Por todo ello junto a los autores que de algún modo supieron apreciar los anhelos más legítimos del pueblo cubano, también el impresor transitó por éxitos y fracasos, represiones y castigos.

El año 1902 marca el inicio en Cuba de la República Neocolonial. Pero antes, el siglo XIX cerraba su paso ofreciendo a la luz pública los avatares de una Cuba marcada por dos guerras independentistas y la intromisión de un gobierno interventor. Nuevamente se hacía más estricta la censura, aunque ante ello se oponía una prensa finisecular, que pugnaba por relevar  los verdaderos ideales del pueblo cubano, humillado por la política dominante hispana, la injerencia norteamericana, las huellas de la reconcentración, de Valeriano Weyler y la frustración de los conflictos independentistas. Fue así que reaparecen La Discusión y El Reconcentrado, en 1899, periódicos que incitaron con sus violentos ataques y denuncias a no perder las esperanzas de conquistar una real independencia, con artículos y titulares atrevidos.

Otros órganos de prensa fueron: La Lucha(1882), El Comercio(1886), La Estrella Solitaria(1898); en el resto de la Isla comenzó a imprimirse por ejemplo: Las dos Repúblicas(Camaguey 1898), La Correspondencia(Cienfuegos1898), La Nación(Sanctis Spíritus 1898), El Espectador, El Cubano y La Independencia(Santiago de Cuba 1898). Se traduce entonces que a partir de 1898, ´´ se respiraba´´, cierta ´´ libertad de imprenta´´. También en 1898 comenzaba en La Habana El Mundo, periódico de una vida larga que llegó a 1969.

Vale pensar que palabras como ´´cubano´´, ´´cubano libre´´, ´´independencia´´, ´´república´´, ¨lucha¨, patria, discusión o nuevo país, en los títulos de periódicos resultaban clamores de la nacionalidad frente a la presencia del ocupante extranjero, en un país de luchas separatistas, y frustrado en sus últimos intentos de soberanía. Por ello, la violencia que acompañó a muchas campañas periodísticas durante la ocupación norteamericana y las dificultades que tuvieron sus promotores con las disposiciones referidas a la imprenta.

Según los historiadores, en 1902 distintas personalidades e intelectuales reclamaban al gobierno la necesidad de crear una imprenta Nacional mediante un documento firmado con fecha 30 de julio de 1902, por miembros del gremio habanero de imprentas, destacando que así el estado podría ahorrar más recursos financieros. Entre tanto la mayoría de las imprentas con que se inició la República, eran las mismas fundadas durante la dominación española. Muchas siguieron operando por largos años como la de P. Fernández, que legó a 1960, o la nombrada Avisador Comercial, fundada en 1842 y aún en 1924 mantenía este nombre y considerada una de las más activas de Cuba. Otras imprentas que sobrevivieron el la República fueron: La moderna poesía, La Habanera, Rambla, Bouza y Cía, La Tipografía, La Prueba, La Propagandista, La Propaganda Literaria, El Aerolito, La Moderna(que luego se llamaría El Siglo XX), y Los niños huérfanos. Fuera de La Habana coexistieron La generosa (Guanajay), El escritorio y Galería Literaria(ambos de Matanzas) y la de Martin Bim(Gibara).

Los adelantos tecnológicos continuaron. Se sofisticó el linotipo creado por el alemán O. Mergenthaler en 1880, y se amplió su instalación en imprenta donde aún no existía, para revolucionar sus actividades literarias. Igualmente se sofisticó el procedimiento de estereotipia en máquinas planocilíndricas, y el empleo de rotativas tipográficas.

En diciembre de 1905 El Mundo informaba a sus lectores que había instalado en sus talleres¨la mayor máquina de imprenta que existe en Cuba¨, equipada con motor eléctrico de 50 caballos de fuerza y capaz de tirar 48 000 ejemplares por hora de un periódico de 32 páginas en tres colores y negro. Otro adelanto, el fotograbado, se perfeccionaba a prisa para optimizar imágenes con calidad superior.

El 31 de enero de 1907, se fundaba en la capital la Compañía Litográfica de La Habana, Sociedad Anónima, por fusión de 4 empresas dedicadas a ese negocio, con lo cual, mejoró la calidad de sus estampaciones, algunas de hasta 16 colores o tonalidades.

 

La técnica del grabado en hueco fue modificándose poco a poco, para lograr mejores absorciones de la tinta, a la vez que también se estudiaban nuevos procedimientos aplicables al papel gaceta o papel pigmento que le permitieran mejor absorción.   En otro orden la Constitución de la República en su artículo 25 proclamaba el derecho a la libre expresión del pensamiento como un anhelo nacional, libre de censuras. Solo quedaría por ver cómo los distintos gobiernos respetarían el texto de la Constitución.

Diversos estudios confirman que los primeros años de la República fueron de un fervor educacional, con intereses hacia la escuela como institución formativa y a la enseñanza como medio de institución. Poe esto surgen periódicos y revistas dedicadas a este fin: La escuela moderna, Cuba pedagógica, Revista pedagógica cubana, El maestro cubano, todas de la capital. En el interior: Revista escolar(Guanabacoa), La escuela(Remedios), Cienfuegos pedagógico(cienfuegos), El magisterio de Sanctis Spíritus(Sanctis Spíritus), Escuela y Hogar (Güines).

Una de las principales surge en La Habana hacia 1911, denominada Revista de Educación y dirigida por el eminente Dr y amigo de la guinera Rosa Trujillo, Alfredo M. Aguayo.

Otros intereses apuntaban a tono con las ciencias y la técnica, hacia el carácter científico: Revista de Medicina Tropical(1900), Revista de la asociación médico-farmacéutica de la Isla de Cuba(1900), Revista médica cubana(1902), Revista dental(1908), Vida nueva, Revista cubana de medicina veterinaria(1908) y Archivos de medicina dental(1910). En el resto del país: Boletín científico (Cienfuegos1902), La policlínica (Camaguey1906) Oriente médico (Santiago de Cuba1906)

Consagradas a otras ciencias y técnicas se mantenían o surgen: Revista de construcciones o agrimensura (1899-1915), Revista de la Sociedad cubana de ingenieros(1905-1916), Revista de servicio de meteorología, climatología y cosechas (1905-1916), Revista de ciencias físicas, químicas y biológicas (1901), Revista de la asociación eléctrica y de electricistas de Cuba(1903), Revista de la escuela de ingenieros y arquitectos de La Habana(1904) y Crónica médico quirúrgica de La Habana, fundada desde 1875.

Ya desde los últimos años del siglo XIX muchas revistas habían comenzado a dejar de ser puramente literarias y artísticas, al cabida también a la información de actualidad acompañadas de fotografías gracias al desarrollo del fotograbado. Entre ellas El Fígaro, fundada en 1885, y editada hasta 1829, la revista más elegante que tuvo La Habana. En 1899 se fundó Cuba y América por el güinero Raimundo Cabreras desde Nueva York. Su contenido comprendía política intereses generales critica, sátira, ilustraciones y caricaturas, con abundantes relatos sobre las guerras de independencia, biografías y fotos de patriotas, además de los temas literarios. Fue impresa luego en el establecimiento tipográfico La Propaganda Literaria, situado en La Habana hasta diciembre de 1899, fecha en que pasó a tirarse en la imprenta Avisador Comercial.

Otras revistas surgidas en la primera etapa de la neocolonia fueron:  Azul y Rojo(La Habana 1902-1905), Letras(1905-1914), América(1907), Brisas, Cuba ilustrada, Alma latina, Alma cubana, surgidas entre 1901 y 1910. En 1909 reaparece Cuba intelectual.

En 1905 se publicaba ya El mundo ilustrado, un suplemento dominical del periódico El mundo, con abundantes fotos sobre sucesos de actualidad nacional y extranjeras, publicación que mostraba por primera vez el 16 de abril 1905 una lámina en colores gracias a una impresión tricolor.

Bohemia de gran trascendencia y prestigio sostenido, es fundada el 10 de marzo de 1908, por Miguel Angel Quevedo Pérez, quien había sido administrador de El Fígaro. Bohemia dejó de circular para reaparecer en mayo de 1910 como publicación semanal ilustrada, con 12 páginas, de papel satinado, fotograbados y portada a veces en colores. Su formato era 34x25,5 cm. Hoy en día su formato es de 30x23 cm. El contenido de bohemia comprendía literatura, modas, deporte, artes, y la inevitable crónica social. Tenía pocos anuncios y carecía de cubierta, llevaba intercalada una hoja de papel grueso sobre la cual se pegaba la fotografía de una dama de sociedad. Su tirada podría llegar a 4 millares. Con el paso del tiempo, bohemia se convertía en otro tipo de revista con otra línea periodística, abundantes anuncios y la publicación de mayor tirada en Cuba(llegando hasta un millor de ejemplares) y una de las de mayor tirada en Hispanoamérica.

En Matanzas se crea en 1901 El tipógrafo, órgano oficial de la Confederación Tipográfica y del Centro Obrero, convirtiéndose en una revista de contenido predominantemente literario, con formato de 45x32 cm e impresa en papel satinado.

Artemisa tuvo su primera revista en 1902 La golondrina, sobre artes, ciencias y otros temas, pero dedicada al magisterio en la localidad e impresa en Ciudad de La Habana.

En Güines, localidad próspera salía letras güineras hacia 1908 parecida por su contenido a la Bohemia, fue fundada por Rosa Trujillo Arredondo, pedagoga y poetisa.

En Bayamo apareció Hojas y Flores, en 1910 una revista literaria de 14 páginas. En Colón, Matanzas, surge en 1912 la revista Alborada. Otras revistas que aparecieron indistintamente en Cuba fueron: Iris, en Pinar del Río, Cultura, Guanajay), Cárdenas Artística y Literaria(Cárdenas), Fraternidad(Santa Clara), Páginas(Cienfuegos), Caibarién (Caibarién), Arpa cubana(Guantánamo), así como otras que comúnmente solían ser tituladas con el nombre de la ciudad representativa y el participio Ilustrada o Ilustrado.

Orto fue una revista importante para Manzanillo. Se funda en enero de 1912 y duró hasta 1957con gran aceptación y la colaboración de distinguidos literatos de la época como Regino Boti, Agustín Acosta, Max  Henríquez Ureña.

En Santiago de Cuba surge luego de La Habana la mayor cantidad de revistas aunque todas circulaban con poca duración.

En 1905 circuló por primera vez en la capital la Revista de la Facultad de letras y ciencias de la universidad de La Habana.

En 1910 reaparece la Revista Bimembre Cubana, una publicación enciclopédica de la Sociedad económica de amigos del país, cuyo director hasta 1959 de esta revista fue Fernando Ortiz.

En enero de 1913 aparece Cuba Contemporánea (política, economía, religión, sociedad, administración y moral) alcanzando gran fama nacional e internacional. adjunta  a esta revista se crea, en 1918 la Sociedad editorial Cuba Contemporánea que e comprometía a editar e imprimir toda clase de periódicos y publicaciones, libros, folletos, hojas sueltas, así como vender y traficar toda clase de efectos de imprenta y papelería.

Desde 1918 hasta 1920 esta Sociedad editó cerca de 20 hojas entre libros y folletos, pero la crisis de 1920 la afectó aunque la revista sobrevivió hasta 1927.

Según el investigador José G. Ricardo, en 1906 se fundaba, en la recién creada Biblioteca Nacional de Cuba, una imprenta propia de esa institución, gracias a gestiones de su directiva, fundándose en 1909 la Revista de la Biblioteca Nacional. Su imprenta por ordenanzas superiores fue trasladada para la escuela de Artes y Oficios de La Habana, donde quedó inutilizada, dejando a la biblioteca sin esta.(4)

De 1912 a 1913 se publicaba en La Habana El Impresor Cubano, una revista editada por la representación en Cuba de la National Paper & Type Company, firma norteamericana que controlaba la venta de maquinarias y utensilios de imprenta en Cuba.

El Offset o fotolitografía, terminología inglesa fue también otro adelanto. Una imagen cualquiera, (dibujo o foto), se fotografiaba en la imprenta y se reproducía en la superficie de una plancha metálica, la cual se montaba en un cilindro de la prensa denominada offset, lo que redundaba en mayor velocidad en la impresión y mayor productividad. La imagen impresora quedaba, por tanto, fijada en la superficie de la plancha que continuamente era humedecida para impedir que la tinta se adhiriese en las zonas sin imágenes.  El offset desplazó a la litografía con piedras.

Carteles, otra revista renombrada, hacía su aparición en 1919, donde fue su redactor Alejo Carpentier. A partir de 1924 esta revista comenzó a salir semanalmente y amplió sus contenidos. De importante acontecimiento en la vida cultural cubana fue la Revista de Avance, fundada en 1927, teniendo como editor a Carpentier, Juan Marinello y Jorge Mañach, entre otros. Se cierra su publicación en 1930 en pleno machadato.

Otra vez la censura tomaba a las imprentas con el régimen de Gerardo Machado, que prohibió las críticas sembrando el terror entre redactores y columnistas, llegando a clausurar el Diario de la Marina. En la capital entre 1933 y 1939 reaparecen aproximadamente 20 diarios y se experimentó un boom en la publicación de revistas del más variado contenido.

En1933 se fundan los periódicos pronominados por partidos políticos y de izquierda principalmente: El trabajador, Mella, Lucha de clases.

En 1934 aparece la revista Universidad de La Habana, de 150 páginas, con cubierta combinada de blanco y azul (clores simbólicos de la universidad) y como diarios de la Universidad, Alma Máter y Línea, que reflejaban la vida estudiantil. En enero de 1935 inicia su publicación la Revista cubana dirigida por el erudito José M Chacón y Calvo como homenaje a la homónima revista que Enrique José Varona fundara en 1885, hasta 1957 y en sus páginas aparecieron valiosos trabajos de reconocidos intelectuales cubanos. Ultra, órgano de la institución Hispanocubana de Cultura se funda en 1926 por Fernando Ortíz y en 1936 se presenta como la Revista de revistas de Cuba. Con una frecuencia mensual y presentación de trabajos presentados en revistas extranjeras. En 1936 circula Lyceum, revista editada por la Homónima Sociedad Feminista , dedicada a la mujer codirigida por Camila Henríquez Ureña, con salida trimestral , Ellas en 1933 y Vanidades en 1937.

 En 1937 sale a la luz la revista Selecta, un semanario ilustrado de 98 páginas y algunas en colores. Su contenido comprendía actualidad nacional y foránea, filatelia, cine, modas, deportes, crónica, literatura y otros asuntos. El propio año se publican también Verbum(literaria y artística, y Páginas; esta última sobre cultura moderna y dirigida por Mirta Aguirre y Julio Le Riverend, entre otros.

Espuela de Plata, un cuadernillo bimestral de arte y poesía inicia su salida en 1939 dirigido por Lezama Lima y otros destacados intelectuales que formaron parte del grupo orígenes.Baraguá(1937), dirigida por José Antonio Portuondo y El Comunista(1939) surgen para extender la teoría marxista leninista.

En 1936, se funda Mediodía(política y literaria), y se refunda social que había sido interrumpida desde 1933. Revista de Ciencias Médicas, Revista Farmaceútica Cubana, Revista de Educación, y Colegio de Arquitectos, salen desde 1937.

En 1938, aparece la Revista de Arqueología, al año siguiente la revista Minerva y de ingeniería. En otras ciudades del país continuaron apareciendo Revistas y diarios en función del quehacer político y cultural.

Llegado el año 1940 continuaron las novedosas revistas en circulación, y aparecen nuevas, incluso en Santiago de Cuba.

Para comienzos de los años 50 en Cuba las tres empresas más poderosas de la industria gráfica en Cuba eran: Cultural SA;P. Fernández y Cía y Omega.

Omega situada en La Habana Vieja, imprimía además de las obras nacionales revistas del extranjero, principalmente de Estados Unidos, como por ejemplo: Time, International Medical Symposium y Selecciones del Reader ‘s Digest.

En 1952 ocurre el golpe de Estado encabezado por Batista, quien suprime los derechos constitucionales e impone otra vez, una censura en los medios de expresión. Ese año sale Son los Mismos, pequeño periódico impreso en mimeógrafos, bajo la redacción de Raúl Gómez García, Abel Santamaría y Jesús Montané. A este le sucedió El Acusador, título sugerido por Fidel Castro y fundado en 1952. También ese año se publica Alma Máter y otra publicación clandestina que se publica en esa fecha fue Aldabonazo.

Mientras peri´dicos legales como La Calle,  y hoy, fueron clausurados en 1953 luego del Asalto al Moncada. Hacia 1957 se inicia la edición del periódico Revolución, por el movimiento 26 de Julio.

En la Sierra Maestra comienza a imprimirse el Boletín Oficial del Ejército, y en 1958, Ernesto Guevara funda El Cubano Libre.

Surco, se convierte en vocero oficial del II Frente Frank País, y El Morillo del III Frente.

Patria y Los Milicianos, Órganos respectivos del Ejército Rebelde  y el Mov 26-7 así como Sierra Maestra, Occidente, Frente, y 13 de Marzo.

Según José G Ricardo hacia 1958 ¨existían en Cuba unas 70 imprentas establecidas en 45 ciudades o poblaciones. (8) (La imprenta en Cuba p228.

Por todo lo anteriormente expresado, es preciso resumir que la prensa escrita, pese a no estar completamente al servicio de la sociedad en plena(debido a los índice de analfabetismo), contribuyó al desarrollo de la cultura en Cuba desde la neocolonia, así como a la rapidez informativa con distintos enfoques comunicativos, pero afianzada como un medio suficientemente competitivo para procesar aceleradamente publicaciones periódicas.

La necesidad de la prensa escrita con sus respectivos locales impresores guarda correspondencia indisoluble con la necesidad d información, unido al desarrollo tecnológico que cronológicamente ha beneficiado sus máquinas.

Güines como localidad privilegiada con la imprenta desde 1862 no quedó exento de estos aciertos y desaciertos más bien constituye un reflejo de las mismas transformaciones que experimentó la prensa plana y la imprenta en toda la Isla: clausura de periódicos, allanamiento a imprentas, perfeccionamiento de infraestructura, aumento de imprentas y publicaciones periódicas, períodos de crisis económica, escasez de materiales y recursos.

Hoy el municipio posee solo un establecimiento gráfico y aunque circulan escasos boletines de instituciones, no posee un periódico municipal que permita conservar la tradición periodística que sostuvo durante más de 120 años.

 

1.4 La prensa escrita revolucionaria.

 

Cuando triunfa la Revolución sólo unos pocos periódicos y emisoras de radio son intervenidos. Se trató de periódicos sensacionalistas como Tiempo en Cuba y Ataja, cuyos directores actuaron como instrumentos para la represión del pueblo. Ilustrativo, en tal sentido, es el caso de Rolando Masferrer, director de Tiempo en Cuba. Fue el jefe de las bandas terroristas "Los Tigres de Masferrer" que sembraron muerte y dolor, especialmente en la región oriental del país. Otro periódico intervenido fue Alerta, cuyo director Ramón Vasconcelos fue ministro de Comunicaciones de la dictadura y, en tal condición, olvidándose de sus deberes como periodista, estampó su firma en las numerosas resoluciones que establecieron la censura de prensa para la radio y la televisión. 

 

El resto de la prensa tradicional en Cuba siguió publicándose. Desde periódicos muy reaccionarios como Diario de la Marina y Havana Post, editado en inglés, hasta periódicos y revistas de un tono liberal como Prensa Libre, El Mundo y Bohemia. Ninguno de los emporios de la radio y la televisión, incluyendo la CMQ, de Goar y Abel Mestre, fue tocado en los albores de la revolución.

La nacionalización de la gran prensa en Cuba fue resultado de un proceso, al tiempo que se reanudaron o nacieron medios de comunicación al servicio de la revolución. Periódicos clandestinos como Revolución, Sierra Maestra, Combate o la revista Mella pasaron a la vida legal. Igual aconteció con Noticias de Hoy o con La Calle, clausurados por Batista.

 

En las primeras semanas de revolución los medios de prensa tradicionales intentaron presentarse como progresistas y populares, aunque en sus espacios no dejaron de deslizar sus campañas contra el comunismo y contra el pueblo que les orientaban sus amos del Norte. Algunos daban gracias a Fidel y, al mismo tiempo, daban consejos a la Revolución. Por ejemplo, Prensa Libre escribió el 31 de enero de 1959: "Eso de la ley agraria hay que pensarlo más despacio". El 6 de febrero decía al comentar la rebaja de alquileres y de los precios de las medicinas: "Nos estamos pasando peligrosamente de la raya". El 13 de marzo iba más lejos cuando decía: "La Revolución va demasiado aprisa. Quisiéramos verla en una marcha más reposada, tomándose tiempo para respirar, asentando el pie a cada paso".

 

Cuando la Revolución proclamó su derecho a tener relaciones con todos los países del mundo, independientemente de su sistema político, económico o social, Prensa Libre escribió en un editorial:

 

"Defendamos lo nuestro, pero sin vituperar a los norteamericanos, vinculados a nuestra república por la geografía, por la vocación democrática, por la historia..." En fin, la filosofía del plattismo y del fatalismo geográfico tenía aprisionados a esos medios.

 

Incluso Diario de la Marina se disfrazó de simpatizar con la Revolución con la misma tranquilidad con que 60 años atrás se había quitado la casaca del colonialismo español y se había puesto la del imperialismo norteamericano. Prometió ayuda a la revolución y también empezó a dar consejos. Cuando oyó hablar de reforma agraria, escribió que a los campesinos se debían entregar los marabusales, las ciénagas para que las desequen y cultiven en ellas, pero advertía que no se debían tocar los grandes latifundios azucareros y ganaderos.

En la tercera semana de enero de 1959 la revolución libra su primera gran batalla contra la desinformación. Se trata de lo que se llamó Operación Verdad, que reunió en La Habana a casi 400 periodistas del continente. Pudieron ver una gigantesca manifestación frente al viejo Palacio Presidencial y, además, asistir a los juicios contra algunos criminales de guerra. También sostuvieron un encuentro con Fidel en el Hotel Riviera. Como resultado de la Operación Verdad nace la agencia informativa latinoamericana Prensa Latina, cuyo primer director fue el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti, uno de los organizadores de la Operación Verdad. Prensa Latina fue la primera ventana abierta en el continente para romper el monopolio de la información hasta entonces ejercido por las grandes agencias noticiosas norteamericanas.

 

El viejo anhelo de crear una imprenta nacional se hace realidad el 31 de mayo de 1959.

 

El nuevo proyecto social iniciado en Cuba el 1 de enero tuvo que enfrentar las campañas de desestabilización que pronto comenzaron y alcanzaron distintos niveles.

 

En las imprentas algunas campañas de prensa contra leyes revolucionarias o el abandono y exilio de propietarios obligó a la intervención de esas instalaciones y su traspaso al control de la recién creada  Imprenta Nacional.

 

El 11 de mayo de 1960. El director del Diario de la Marina determinó no seguir editando el periódica luego de 128 años de existencia.

 

Para 1962, la imprenta Nacional contaba con 75 unidades de producción nacionalizadas. En el interior existían alrededor de 15 unidades; el resto estaba en la Capital. Eran imprentas tipográficas, de offset, rotograbado, flexografía, y asimismo talleres de fotograbado y conversión en esa etapa cambiaron sus nombres por nombres de héroes o mártires.

 

No fue tarea fácil transformar las imprentas de periódicos en unidades productoras de libros, pues las primeras transformaciones culturales y la necesaria reducción de publicaciones periódicas obligaban a incrementar la producción editorial de libros y folletos dedicados a la Campaña de Alfabetización y al nuevo formato de la enseñanza.

 

El 23 de marzo de 1959 comenzaba a editarse en la capital un tabloide semanal denominado Lunes de Revolución, un suplemento del diario Revolución,(1959-1965), el cual circuló hasta 1961. En sus páginas aparecieron poesía, crítica, artículos de cine, teatro, danza, artes plásticas y otros.

 

También en 1959 resurge la Revista de la Biblioteca Nacional José Martí que ha llegado a nuestros días y se continuó la edición de Bohemia, pero con cambios en sus contenidos y formato hasta nuestros días.

 

Verde Olivo, órgano de las FAR, aparece el 10 de abril de 1959, con artículos históricos, ideológicos, militares, así como poemas, cuentos, cines, críticas e informaciones de actualidad.

 

En 1960 surge la revista INRA del Instituto Nacional de la Reforma Agraria, dirigida por Antonio Nuñez Jiménez, para divulgar avances en materia agrícola y en 1962 se transforma en la revista Cuba. Para 1959 apareció como Cuba Internacional.

 

El primer número de Casa de Las Américas sale en julio de 1960 y Cuba Socialista en septiembre de 1961, dirigida por Fidel Castro, Osvaldo Doeticós, Blas Roca y otros. Cesa en 1967.

 

La revista Mujeres se inicia en 1961 como órgano de la FMC recién fundada trece meses antes.

 

Así todos los órganos e instituciones que se fueron nacionalizando publicaron revistas y artículos en pos de la Revolución, sus artículos sirvieron para elevar el nivel cultural, científico y técnico del pueblo al servicio del mismo. Los intereses sociales sobresalían de los individuales y la competencia dejó de ser agresiva para convertirse en un medio sano donde el público encontraba acceso fácilmente. En 1965 se fusionaron Revolución y Noticias de Hoy dando lugar a Granma que sería el Órgano Oficial de Comité Central del PCC. También se fusiona ese mismo año Mella y La Tarde, surgiendo así Juventud Rebelde.

En 1971 comienza Trabajadores. En 1980 inicia su publicación Tribuna de La Habana.

 

En cada una de las provincias comenzaron a publicarse periódicos diarios:

Guerrillero en Pinar de Río, Girón en Matanzas, Vanguardia en Villa Clara, Escambray en Sancti Spíritus, Invasor en ciego de Ávila, Adelante en Camaguey, Sierra Maestra en Santiago de Cuba, La Demajagua en Granma, Ahora en Holguín,  26 en Las Tunas, Venceremos en Guantánamo, Cinco de Septiembre en Cenfuegos y Victoria en Isla de La Juventud.

 

Todos ellos por su carácter provincial constituyen verdaderos vehículos de información variada y centrada fundamentalmente en la actualidad cultural deportiva y económica de los municipios, cuidando siempre de mantener cierto equilibrio en ese sentido.

 

Siguieron naciendo nuevas revistas y boletines de las instituciones en los distintos lugares del país; educacionales, científico, de artes y letras, entre otras.

 

Según Rafael Hernández, destacado profesor e investigador sociocultural cubano, ¨las publicaciones periódicas de esta etapa recogían la creación artística, pero con muy poca reflexión, y especialmente muy escasa elaboración critica y conceptual sobre los problemas de la cultura nacional y el pensamiento social.¨ (10)(sin urna de cristal. Pensamiento y cultura en Cuba Contemporánea, Rafael Hernández, p-8, Centro de investigación y desarrollo de la cultura cubana Juan Marnello.  (La Habana. 2003. Cuba)

 

Ello constituía una limitante. Solo excepciones. Todas las publicaciones periódicas circulantes en esos años priorizaban el aspecto político y el sensacionalismo barato; y aquellas cercanas a la cultura solo mostraban una cultura con matices importados y ausente del rigor identitario nacional, por lo que el valor autóctono aparecía disfrazado o manipulado en forma complaciente.

 

Por otra parte los difíciles momentos que vivió la industria gráfica apenas comenzó el bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba (1959), situación que llega a Cuba hasta nuestros días, ha iniciado negativamente en la producción de publicaciones periódicas, particularmente con relación a la tecnología de las imprentas. De los EEUU venían las matrices de linotipo, las tintas, las películas, los productos químicos para el proceso de offset y del rotograbado, las planchas metálicas impresoras, la aleación tipográfica, para la fundición de tipos, al igual que casi todo el papel. Cuba tuvo que adquirir los recursos a precios elevados en otros países capitalistas, iniciar movimientos de inventiva y ahorro, a la vez, que recibió ayuda de otros países socialistas.

 

Dada estas y otras situaciones, en 1962 había cambiado el concepto sobre la imprenta en Cuba. Se entendió entonces que era necesario descentralizar sus actividades y encargarlas a distintos organismos. Fue así como a Ley 1026 del 8 de mayo de 1862 declaró disuelta la imprenta nacional de Cuba y creó la Editorial Nacional de Cuba, bajo la dirección de Alejo Carpentier.  La impresión a la Empresa Consolidada de Artes Gráficas, creada por la resolución del Ministerio de Industrias el 18 de mayo de 1962.

 

La distribución pasó al Ministerio de Comercio Interior por la misma resolución, surgiendo así la Empresa CUBARTIMPEX, que debía atender importación y exportación de publicaciones.

 

Ese pensamiento ha estado siempre presente a lo largo de estos 45 años.

La confrontación de ideas se dio tanto en los periódicos y revistas como en la radio y la televisión, así como en lo interno de los colegios y asociaciones de periodistas.

 

Cuando esos dueños de publicaciones abandonaron sus naves en Cuba, sus trabajadores se comprometieron a continuar editándolas. Así ocurrió en los casos de El Mundo, Prensa Libre y Bohemia. Esos colectivos eligieron a Luis Gómez Wangüermert, Mario Kuchilán y Enrique de la Osa como sus directores. Algo similar ocurrió en la radio y la televisión. En otros casos, como Diario de la Marina, Información, El País y Excelsior, por ejemplo, sus bienes pasaron a integrar la Imprenta Nacional que comenzó a publicar ediciones masivas y popular de obras de la literatura universal y materiales para la alfabetización y el sistema de educación del país. Un reconocido novelista y periodista como Alejo Carpentier estuvo al frente de ese trabajo.

 

Paralelamente, las organizaciones periodísticas, en particular los colegios y la Asociación de Reporters, evidenciaron muy pronto que no eran capaces de acompañar al proceso revolucionario en su programa de transformaciones en beneficio de las mayorías. Aunque es justo señalar que lograron, con cierta demora y las limitaciones de sus estatutos y reglamentos, depurar las filas del periodismo nacional expulsando deshonrosamente a varias decenas de servidores de los cuerpos represivos de la tiranía y a los elementos más notoriamente corruptos.

 

Ese proceso en marcha significó el principio del fin en Cuba del periodismo como negocio, de la noticia como mercancía, de la publicidad comercial, del sensacionalismo, de las crónicas social y roja, del choteo y la burla, de los chismes de alcoba y otras frivolidades, de la apología al deporte profesional, de la corrupción dentro del sector, del servilismo a los intereses extranjeros, de la práctica de semi-verdades y mentiras que se deslizaban bajo el amparo de muletillas como "fuentes bien informadas dijeron..." En fin del engaño y las superficialidades con que se intoxicaba a diario al pueblo.

 

 

Con la fundación total de la prensa revolucionaria se iniciaría en Cuba el proceso orientado a tener como cuestión principal del ejercicio del periodismo y su razón de ser el derecho del pueblo a la información veraz, derecho social, colectivo, generador del hacer de los medios de prensa y valor supremo al que se deben someter éstos.

 

Se alcanzaba así la posibilidad de inaugurar en América el verdadero concepto de la libertad de prensa, fiel a los intereses populares y a la nación, así como a toda causa justa en el resto del mundo. Quedaba atrás la libertad ilegítima de mentir, engañar, de las etapas colonial y neocolonial representadas por los medios dominantes. Con la verdad llegaba a las redacciones el reto de ejercer un periodismo en el que la libertad estuviera asociada a la responsabilidad de informar y orientar con sentido revolucionario y ético, como reflejo de los valores de la nueva sociedad en desarrollo.

 

Esas exigencias rebasaron la voluntad de ejercerlas y se vincularon directamente con la indispensable capacidad requerida para que la verdad, como categoría científica, pueda ser conocida y divulgada, pero sobre todo para que logre comunicar, sobre la base de la identificación del mensaje y el receptor. En otras palabras, de lo que se trata es que la verdad esté comprobada, sea comprobable. Hablar o escribir de lo que no se sabe es riesgo permanente de confundir a los demás, aunque el deseo sea el opuesto. Y esa, la capacitación profesional fue desde el comienzo la preocupación principal en el seno de los periodistas, junto a la unidad de sus filas. De ambas nace la idea de organizar a los profesionales de la prensa en la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), fundada el 15 de julio de 1963. La lealtad al país y a la nueva vida y a toda causa honorable, exigía profundizar el espíritu de superación y con él tratar de alcanzar la altura de la Revolución. Ello fue desde el primer día y hasta hoy el principal esfuerzo de los periodistas cubanos y de su organización.

 

Dos años después se inauguró la primera escuela de periodismo de nivel superior en la Universidad de La Habana y cuatro más tarde fue creada la segunda en la Universidad de Oriente. 1965 y 1969 se inscriben como momentos trascendentes en el camino de facilitar el estudio superior a los periodistas en activo, mediante los cursos por encuentros y egresar a jóvenes licenciados en periodismo para fortalecer de manera constante nuestras redacciones. Las dos instituciones, los planes de estudio de la UPEC y la experiencia del ejercicio profesional de varias décadas han representado la elevación sustancial de la capacidad de nuestros periodistas, aunque nuevas metas de gran importancia se han incorporado desde el VII Congreso de la UPEC y en los Plenos anuales con la participación decisiva del máximo jefe de la Revolución, Fidel Castro.

 

Creación de periódicos provinciales y publicaciones especializadas coincidieron con fusiones de órganos nacionales, como las ocurridas en 1962 con la prensa vespertina -Prensa Libre, Combate y la Calle, dieron nacimiento a La Tarde-, después, en 1965, reiterada con La Tarde y el semanario Mella, que dio origen a Juventud Rebelde. La más importante, como expresión mayor del proceso unitario, fue la fusión de los diarios Revolución y Hoy para fundar el periódico Granma, también en 1965. Más adelante el periódico Trabajadores (1970) y la Agencia de Información Nacional (1974) ampliarían el horizonte periodístico nacional.

 

Del periodismo revolucionario cubano, de su legítima libertad de prensa al servicio del pueblo, no sólo se derivan aportes nacionales y regionales, sino también se inscribe en el más fiel ejemplo y defensor de los principios éticos internacionales del periodismo aprobados en 1983 por todas las organizaciones internacionales y regionales de periodistas, en el marco de la UNESCO, mientras son violados cada día por la prensa que encabeza el terror mediático internacional en unión estrecha con la dictadura militar que el gobierno de Estados Unidos trata de implantar en todo el mundo. Esos diez principios, considerados el Código de la UNESCO, están engavetados en esa organización desde que Amadou Mattar M'bou dejó de dirigirla al final de la década del 80 del siglo pasado.

Muestra elocuente de la importancia estratégica del ejercicio del periodismo ético en nuestros días es el crecimiento de los medios alternativos en los países dependientes y también en Estados Unidos, donde todas las investigaciones indican el descenso de la credibilidad de la prensa dominante y la elevación de la influencia de los medios comunitarios alternativos, especialmente en Internet.

 

Toda la prensa cubana de todos los medios es en la práctica el gran medio alternativo de alcance regional e internacional. Es una prensa para Cuba y para el mundo, como quiere Fidel.

 

Lo proclamamos y la realizamos concretamente, sobre todo por la vía de Internet, donde los medios cubanos están presentes y son visitados de manera creciente, sea por identificación con su mensaje o por la búsqueda de lo diferente.

 

Muchas han sido las limitaciones y no pocas las deficiencias, sin dejar de mencionar los errores en el ejercicio de la profesión, siempre en el proceso de perfeccionamiento y con la acción del análisis autocrítico requerido. Ni asomo de triunfalismo ha caracterizado el proceso de desarrollo de la prensa cubana, lo que ha contribuido a forjar también la actitud sencilla y hasta humilde de los intelectuales de la política y la ideología en el trabajo cotidiano, los periodistas a los que su pueblo distingue y admira.

 

Esto último es la prueba más elocuente de un periodismo diferente, sobre todo cuando ocurre en un país donde era una profesión que, salvo excepciones, carecía de prestigio en la sociedad, debido al carácter reaccionario de la política de los dueños de la prensa capitalista al servicio del ordeno y mando de la Embajada de Estados Unidos.

 

Un periodismo digno, ético, independiente del poder imperial y dependiente de la más justa y hermosa Revolución de un pueblo valiente, de historia mayor, es un valor superior e incomprensible para quienes disfrutan ser una mercancía más en el mercado y también algo muy distante de los que sin desearlo se ven obligados a no escribir lo que sienten y piensan.

 

El capital de vergüenza profesional alcanzado por los profesionales de la prensa cubana, tiene su manifestación mejor en el pensamiento martiano de que No hay monarca como un periodista honrado.

 

El proceso revolucionario había desarrollado un sistema de prensa amplio. Llegaba a más de 2 millones de ejemplares, contando con los medios impresos de circulación nacional y provinciales. Estos últimos desarrollaban su actividad en todo el país.

 

La reanimación económica se inició en 1995 con un 2,5% de crecimiento bruto, y al año siguiente, fue de un 7,8 %, lo que mejoró en algo la situación del país.

Las nuevas condiciones permitieron la edición de otras publicaciones, como la Revista Habanera del ICAP, Negocios en Cuba y Avances Médicos de Prensa Latina; Sendas, del Ministerio de Transporte, Correo de Cuba, OPUS Habana, el semanario Orbe, y algunas otras, aunque en número insuficiente para la demanda. En los años recientes también han surgido nuevas publicaciones de diverso carácter.

 

Con nuestra lenta reanimación económica reaparecieron algunas que habían cesado en 1990, entre ellas, Mujeres y Muchachas, en formato de tabloide esta última, así como las publicaciones infantiles y juveniles, Pionero, Zunzún, Juventud Técnica y Somos Jóvenes, aunque con una frecuencia y tiraje que no satisfacen la demanda. Juventud Rebelde volvió a ser diario.

 

En 1999 se celebró en La Habana el que pudiera considerarse más importante Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, este que fue el VII, y que por la situación del país fue prolongándose en varios plenos ampliados en los meses posteriores. Este Congreso realmente, hacía falta a nuestra sociedad, enfrentada a duras confrontaciones y a la perspectiva de una lucha larga, en que las ideas, la opinión pública, el papel de los Medios de Comunicación ocuparía un lugar central.

 

Esta etapa fue caracterizada: "mejor periodismo, más Revolución". Un mejor periodismo para defender a la Nación, amenazada con el exterminio.

 

Un periodismo dignificante, fiel a la verdad y a los intereses del pueblo cubano.

Este Congreso, se caracterizó por el combate a errores, indolencia, rutina, acomodamiento, superficialidad y malos hábitos presentes en toda obra humana.

 

Su expresión, con toda franqueza, fue un contraste con numerosos ejemplos de iniciativas, creatividad, oficio y consagración. Quedaron al descubierto la lucha contra las deformaciones, la apología y el triunfalismo, fenómenos que en oportunidades se utilizan para no enfrentar las realidades.

 

En esta oportunidad también el Congreso analizó los graves problemas que acarrean la globalización de la información y la comunicación.

 

Estas ideas no concluyeron con el Congreso. El 30 de Noviembre y el 1 de Diciembre, continuó como Pleno Ampliado. Contó también con la presencia del Comandante en Jefe, Fidel Castro, y puso énfasis entre otras cosas en el trabajo que debe realizarse en la Red de Internet.

 

Era evidente la necesidad del estudio y la superación para desarrollar un periodismo electrónico.

 

Quedaba claro que los periodistas cada vez tienen que ser más preparados, maduros, con experiencia y vocación para enfrentar esta actividad. Fidel sentenció: "un periodista tiene que ser un estadista, porque está defendiendo la identidad y la cultura. Tienen que ser periodistas para el Mundo y por el Mundo".

 

En consecuencia era necesario trabajar Internet, "apoderarnos de Internet", un sistema que inventaron los ricos y que debemos aprovechar y lo estamos aprovechando.

 

En la actualidad, Cuba tiene una activa presencia en el sistema de Internet. Podemos decir que, la mayoría de los Medios de Prensa, están presentes de forma muy activa en ese sistema.

 

Existen en el país, más de 130 Sitios Web de la prensa; todos los periódicos y revistas tienen sus espacios, así como la radio y la Televisión. También cuentan con Foro- Debates, como los impulsados por Radio Rebelde sobre diferentes temas, Cuba Debate, La Jiribilla, Cuba Si, para librar la guerra mediática desde Cuba con resultados positivos.

 

Las agencias de noticias tienen un singular y dinámico espacio en sus páginas Web. Esto se ha logrado con un ingente esfuerzo que exigen elevar el nivel de creatividad constante, que representa para nosotros una trinchera de alcance incalculable.

 

Con el periodismo electrónico se ha ganado mayor conciencia en la necesidad del estudio del idioma inglés, destacándose el trabajo de la Unión de Periodistas de Cuba.

 

La prensa cubana ha ocupado y ocupa un lugar sobresaliente en lo que conocemos como "La Batalla de Ideas," que es un conjunto de más de 200 Programas para toda la población y algunos de ellos implican, muy seriamente, a la prensa y la comunicación de un modo muy directo. Se basa en el enfrentamiento a la agresión que el Gobierno de los Estados Unidos sostiene contra nuestro país y que tuvo como inicio la batalla por el rescate del niño Elian, lo que determinó la permanencia del programa diario La Mesa Redonda Televisada como instrumento para la información del pueblo. Significativa importancia tienen los dos canales educativos, como vehículos para el logro de una cultura general integral dentro de la Batalla de Ideas. Sobre este particular el Presidente de la UPEC, Tubal Páez ha declarado "La prensa ganó autoridad y prestigio, alcanzó niveles inéditos, si alguien dudaba sobre nuestros compromisos con la Patria y la Revolución, dudaba de nuestra inteligencia y capacidad movilizativa, hoy sólo podemos afirmar que la verdad se resiste a morir".

 

2.1 De donde venimos, quienes somos.

Los güineros somos oriundos de uno de los sitios de mayor fuente histórico cultural con sólida herencia patrimonial de raíces de autoctonía.

El municipio ocupa 445 km2 y se asienta en una llanura fértil del sureste habanero, cruzada por la red fluvial de la abundante cuenca hidrográfica de Mayabeque.

 

Su territorio estuvo habitado por laboriosos y pacíficos siboneyes que poseían economía de apropiación dedicados a la recolección, la caza y la pesca, suministrándose en lo fundamental, de animales, frutas y raíces.

 

Las conquistas que fueron anunciadas en el Programa del Moncada, los logros en la salud, la educación, el deporte, la cultura, en la igualdad y justicia social, la industrialización, los planes agropecuarios, la producción en general, la soberanía y la independencia, hacen que el pueblo de Güines esté dispuesto a empeñar sus armas para salvaguardar nuestra tierra, el cielo, la patria y su bandera.

 Nuestro legado cultural del siglo XX es sólido, la cultura popular tradicional güinera es muy rica, porque somos un verdadero ajiaco de sincretismo y transculturación, en que se entremezclan y fusionan lo aborigen con lo hispánico, con lo yucateco y canario, con lo africano y lo chino. Nuestro añejo Güines está simbolizado con diferentes aspectos consustanciales a su cultura, sobresaliendo la Alejandría, la Playa Rosario, las cuevas de Candela,  el bembé y la yorubá, Santa Bárbara, Leguina, su Río Mayabeque y su Comunidad de Regantes, la décima campesina y el repentismo, su música y el danzón, las butifarras del Congo, su ferrocarril y su San Julián.

Guines tuvo el privilegio de ser una región con un desarrollo cultural ascendente en la provincia. Numerosos intelectuales de diferentes generaciones dejaron sus huellas en el patrimonio local.

El acople de diferentes instituciones y la fundación de sociedades culturales privadas y públicas revolucionó el quehacer artístico en la comunidad: El Liceo,  Sociedad El Pilar, Sociedad La Bella Unión, el Casino Español, la biblioteca Francisco de Arango, el Teatro Ayala, y el Brage Yatch Club.

El Liceo fue sitio obligado para el desarrollo sostenido de presentaciones sociales y artístico- culturales. En sus salones se celebraban veladas artístico- literarias, grandes bailes, conciertos, homenajes, exposiciones, fiestas privadas y celebraciones de fechas conmemorativas.

La Plaza o Parque Central fue sitio de las tradicionales Fiestas y Ferias Patronales, celebración anual en honor al Santo Patrono de Guines. Uno de los avances en la evolución cultural de la villa lo propició la llegada de la imprenta, inaugurada el 5 de abril de 1863, gracias a gestiones realizadas por Francisco Calcagno y Monzón, quien compró sus máquinas en el exterior, las trajo y las instaló en su domicilio particular.

Ello produjo el inicio de la publicidad periodística impresa local, y de ese modo, el desarrollo de la prensa plana con una variedad de publicaciones asombrosa. Calcagno también fundaría desde su propia casa en Guines la primera Academia de Idiomas, la primera Biblioteca, y el primer periódico de la Villa, denominado Album Güinero y que vio la luz el 15 de septiembre de 1862, antes de llegar la imprenta a la villa, luego aparecieron otros periódicos.

La amplia gama de  publicaciones periodísticas y la puesta en marcha de otros talleres tipográficos hicieron posible una diversidad de conocimientos e información puestos en función del pueblo. Una de las revistas literarias principales fue Letras Güineras, que dirigió la escritora y pedagoga Rosa Trujillo. Así a mediados de 1925 se crea la Asociación de Periodistas de Guines.

El 28 de enero de 1939 se inaugura la biblioteca Pública francisco de Arango y Parreño, gracias a la colaboración de varias familias y diversas colectas públicas, luego de haber cambiado de inmueble original, Mercedes García se convertiría en la primera bibliotecaria oficial de esta villa.

La promoción cultural se hizo efectiva, sobre todo, a partir del mayor aprecio al modelo cultural propio, aunque no se dejó atrás del todo las corrientes imitadoras de modelos foráneos, persistiendo algunos matices de la cultura ibérica y norteamericana, debido, además a la influencia migratoria tan común durante los siglos XVIII, XIX e inicios del XX.

No obstante, se manifestaba como una cultura local de resistencia gracias al empeño de algunos por rescatar y preservar los valores autóctonos. Los artistas plásticos y los escritores hallaban espacios de promoción de sus obras en las publicaciones regulares que circulaban en la villa lo que contribuyó positivamente a que fueran conocidos más allá de los límites de la jurisdicción.

En 1923 se inaugura en Lomas de Candela una escuela de pintura. Numerosas instituciones u organismos creados y hasta no vinculados directamente con las artes dieron un empuje significativo a través de promociones y acciones en beneficio del auge cultural dentro de la comunidad: El Club de Leones, Güines Sport Club, la Academia Güines, el Ayuntamiento, el Club Rotario, el Club Alba, el Club Social Literario, las Logias, algunas congregaciones religiosas, y organizaciones sociales o de caridad, determinadas familias ricas, comités y sindicatos pro-culturales  y algunos centros privados, de forma espontánea o persiguiendo otros fines.

En el Liceo, tenía adscrita la sociedad pro - arte musical  y su filial se encargó de facilitar contratos y gestionar la presencia de de grandes figuras de la música que asistieron al Liceo a mediados del siglo XX: Ernesto Lecuona, Ester Borja, Rita Montaner, Jorge Luis Prats y Pepito Echaniz.

La mencionada revista Letras Güineras publicaba en 1921 el inminente establecimiento en Guines de una Academia de Mecanografía, Taquigrafía, Música, Inglés y Pintura.

Todas las personalidades insertadas durante el período anterior a 1959 en el desarrollo cultural de Guines se destacaron, pero sin dudas, fueron imprescindibles figuras locales como Valentín Cuesta Jiménez, Cristina Ayala, Ernesto Fernández Arrondo, Rafael García Bárcenas, Rosa Trujillo, Candalario Henández Larrondo, la familia de músicos negros Rojas, y Fernando Valdés Aguirre, entre otros.

En las primeras décadas del siglo XX se dimensiona el fenómeno artístico dentro de esta comunidad, se crea la Banda Municipal de Música, la Glorieta del Parque como sitio para las retretas, la Banda Infantil de Música, crece el espíritu investigativo en pro del pasado de la villa y aumenta significativamente la producción editorial. En 1920 se crea la Asociación Musical Santa Cecilia encargada de agrupar a los músicos Guineros,  dirigida por Pedro Rafael Rojas.

Igualmente la llegada de la radio y tiempo después de la televisión, emanciparon el fenómeno cultural comunitario de Guines. La primera emisora radial de Guines, la CMCP, fue inaugurada modestamente por un radioaficionado isleño radicado en Güines nombrado José González Cairero en 1930, en su domicilio. Dos años más tarde surgió la CM9RT, conocida como la Voz del Valle. El 19 de abril de 1970, salía al aire de forma experimental Radio Victoria de Girón, la que se convirtió en CMBU Radio Güines, oficializada en 1976, emisora vanguardia Nacional desde hace 13 años.

Durante el período republicano, Guines contó con una distinguida academia de arte: la academia de Ballet Alicia Alonso (afiliada a la Academia nacional de igual nombre)en la cual se graduaban de bailarinas, gracias a la labor de la profesora Carlota Pereira. A los exámenes finales asistía la propia Alicia y primeras bailarinas de su Compañía. Años después la ex alumna Lilian Guitari, fundaba otra academia de Ballet en el colegio guinero Kater Plumer Bryan Memoryal. Otra academia, pero de enseñanza de piano, funcionó a cargo de la reconocida Mina Vals por varios años.

La estancia periódica de compañías nacionales y extranjeras de circo fue característica durante el período republicano en Güines.

La fundación de teatros como el Ayala y Campoamor y la llegada del cine beneficiaron a la población con la entrada de cinematografía contemporánea y presentaciones de espectáculos artísticos y personalidades nacionales y extranjeras.

 

El teatro Ayala (hoy cine teatro Meyabeque), constituyó a principios del siglo XX una destacada plataforma cultural pues en él actuaron claves del en el movimiento artístico de la época. En él se presentó durante su única estancia en Cuba la bailarina rusa Ana Pavlova. Esperanza Iris, una famosa cantante lírica mexicana, halló cabida en ese teatro luego de compartir sus triunfos en los escenarios más grandes del mundo.

Las actividades de la Santa Bárbara, oriundas del barrio de Leguina y de gran tradición local igualmente conformaron y solidificaron el patrón genuino y cultural de la villa, cuyas celebraciones anuales atraían a cantidades sorprendentes de curiosos, investigadores, periodistas, y negros devotos, encuentros que poco a poco fueron nutriéndose de personas blancas hasta asumirse desprejuiciadamente como celebración que forma parte de las raíces y la idiosincrasia.

A partir de 1959 el desarrollo cultural tuvo una amplia proyección paralelamente al resto de los municipios de La Habana. Con el triunfo revolucionario la política cultural cubana no estuvo ajena a los cambios sustanciales, en aras de lograr una emancipación general del sector y de acuerdo a los principios éticos y estéticos del arte socialista.

El  éxodo de artistas por incongruencias con el nuevo sistema social fue una realidad cruda. Por ello las primeras medidas implicaban el esfuerzo y la consagración de sociedades e instituciones, así como la urgente labor de depuración, rectificación y socialización ilimitadas y necesarias en el plano artístico-cultural. Las conocidas Palabras a los intelectuales en la década del 60 y el estudio del sustrato cultural cubano tan mezclado a patrones estereotipados del mercado capitalista obligaron al cuidadoso empeño de fomentar una verdadera cultura nacional, sustentada en los flujos del panorama antillano y las tradiciones hispanoafricanas, por su carácter histórico geográfico y la influencia de la idiosincrasia criolla.

 

En Güines se adoptaron medidas para emancipar este fenómeno cultural revolucionario y lograr como en el resto del país, una correcta adecuación del patrón cultural genuino, una política global que implicara la extensión de la cultura hasta las comunidades más intrincadas del conocido Regional Mayabeque, mediante la construcción de estanquillos de prensa, el empuje de la Escuela Regional de Circo, la continuidad de las celebraciones del 4 de diciembre, la creación de las brigadas artísticas y talleres literarios, la formación de algunos jóvenes promotores culturales e instructores de arte, la celebración de encuentros, coloquios, concursos y demás eventos y las influencias de algunos músicos consagrados. Se anteponía otra de las tareas nacionales: el proceso de alfabetización, pero pudo introducirse en este; de ahí que los primeros pasos fuesen dados a partir de la llamada Campaña de Alfabetización.

En noviembre del 2006 transmitía por primera vez el telecentro Güines TV, que actualmente es un baluarte en el rescate de nuestras tradiciones y sitios histórico-patrimoniales mediante sus programas de ese tipo. Ya incluye entre sus logros el reconocimiento Vanguardia Nacional.

En la década del 90, Güines contaba con 10 instituciones básicas de cultura y 2 Círculos Sociales.

Durante el período revolucionario han asistido a la Villa diversas orquestas y conjuntos artísticos, solistas, actores y actrices como parte de espectáculos artísticos programados. Así como son inolvidables las actuaciones de la Orquesta Sinfónica Nacional y el Ballet Nacional de Cuba, el pianista Jorge Luis Prats, Benny Moré, Celeste Mendoza, Juana Bacallao, Silvio Rodríguez, Miriam Maquiba, Van Van, Moncada Héctor Tellez, Elio Revé, Barbarito Díaz, Polo Montañez, Tropicana, y el resto de las agrupaciones nacionales que han actuado en ocasión de las fiestas populares y otras eventualidades.

A continuación, algunos beneficios culturales comunitarios que se han llevado a cabo en Güines:

 

 

Inauguración de la Biblioteca Pública Raúl Gómez García en la sede que ocuparía el Liceo Artístico y Literario de Güines (27-1-1965), Fundación de la Emisora Territorial Radio Güines(19-4-1970), Inauguración de la Galería de Arte  Universal Arístides Fernández (25-3-1980), Declaración de monumento Nacional a las ruinas del antiguo ingenio Alejandría(31-12-1981), Creación del grupo de Espeleología Alejandría, para favorecer el rescate de nuestras tradiciones arqueológicas y piezas museables, así como las investigaciones relacionadas con la historia y el patrimonio locales. Inauguración del Museo Municipal  (17-2-1982), Inauguración de la Casa de Cultura Rafael G. Bárcenas (30-10-1982), Creación del grupo folclórico Obba- Chare. (24-6-1984), Institucionalización del Círculo Amigos del Danzón. (1-4-1960), Creación del Club de Música Campesina de Güines. (19-7-1991), Inauguración de la primera discoteca para jóvenes y adolescentes Disco Latino en la antigua sede del Casino español.(31-3-1992), Inauguración de dos bibliotecas sucursales en los Consejos Populares Osvaldo Sánchez y Amistad con los Pueblos. Inauguración de la sala conexo Casa Natal de Tata Güines(20-5-2005). Inauguración del telecentro de Güines TV.(20-11-2007). Inserción de Güines como sub sede provincial de la Feria Internacional del Libro y la literatura e inauguración de su edición XVI(19-2-2007). Declaración de Güines como Ciudad circense por la existencia de una Escuela de Arte Circense que ha logrado formar artistas incorporados al Circo Nacional de Cuba. Asignación y entrega a la Biblioteca municipal de las primeras computadoras para formar parte del proceso nacional de digitalización y conexión a la red nacional de bibliotecas.(15-5-2008)

Otras acciones levadas a cabo por el municipio que fortalecen el dinamismo cultural y artístico de la comunidad son:

Proyectos de extensión de la cultura comunitaria y convenios de las instituciones culturales con escuelas y organismos. Creación de clubes, conjuntos círculos y agrupaciones artísticas o recreativas. Inauguración de cursos para la enseñanza de manifestaciones artísticas y desarrollo de talleres o formación de brigadas.

 

Auge en el desarrollo de ferias artesanales, eventos anuales de producción cultural, y jornadas por la cultura local. Amplitud de servicios en las instituciones y demás áreas o centros culturales como librerías, teatros, galerías, etc. Inauguración de Salas de Videos y Clubes de Informática  y Computación con misiones de tipos culturales y recreativas. Crecimiento del potencial Científico –Cultural. Inserción en la enseñanza escolar de proyectos artísticos culturales especializados, como parte de las nuevas proyecciones que le asisten a la denominada Batalla de Ideas. Rescate y restauración del patrimonio local e incremento del Fondo de Objetos Raros y Valiosos. Celebración Provincial Anual del Salón de Artes Plásticas Arístides Fernández y del Concurso de Creación Literaria Vicentina Antuña. Organización de otros Eventos que favorecen en el desarrollo cultural.

Otros avances del sector de Güines son:

Creación de un Hogar Materno. Inauguración de una Sala Provincial de Hemodiálisis. Desarrollo de Programas de Prevención Precoz de Cáncer Cérvico-Uterino. Aplicación de servicios clínicos estomatológicos en centros educacionales y penitenciarios. Extensión de servicios especializados para la orientación y prevención de infecciones de transmisión sexual, así como la extensión de las líneas de apoyo con relación al VIH-Sida, alcoholismo y drogadicción. Centro de Salud mental. Centro de Higiene y Epidemiología. Taller Provincial de Servicios Térmicos de Electromedicina. Proyecto de construcción de un nuevo hospital (pendiente para el año 2010). Crecimiento del potencial científico del municipio. Desarrollo de la Municipalización de la educación de la Salud, apertura de nuevos cursos en Tecnología de la Salud y superación del personal medico y paramédico. Logros significativos en la Biotecnología y Microbiología. Creación de una Clínica Laboratorio de Genética. Desarrollo de la Implantología Dental. Desarrollo de talleres y curso para la formación de promotores de Salud.

 

2.2 La prensa escrita en Güines.

Güines fue un municipio que no estuvo exento de las transformaciones y cambios que a escala mundial ocurrieron en la época. La Revolución Industrial que se inició en Inglaterra en 1760, la Revolución francesa en 1789, que trajo consecuencias favorables para Cuba desde el punto de vista económico y la independencia de las colonias de América entre 1810 y 1824. En estos años favoreció el comercio en Güines, se construyeron grandes ingenios, y se introduce la máquina de vapor. En 1770, se le otorgó el título de Villa, pero no es hasta el 22 de octubre de 1817, que el Rey Fernando VII lo revalida. El 15 de mayo se establece el ayuntamiento. Dada la comunicación de la villa con la ciudad no era de extrañarse que a menudo tuvieran lugar diferentes peticiones como fue la del establecimiento de una imprenta.

El surgimiento de la prensa en la localidad de Güines data de 1831 cuando Rafael Hurt, vecino de la villa en la sesión del Cabildo del 13 de mayo, pide permiso para establecer una imprenta en Güines con la condición que el Cabildo le facilitase local el primer año y a su vez que se le otorgase el derecho a título de “impresor del gobierno”. Dicha solicitud debió encontrar la oposición del entonces Capitán General Don Francisco Dionisio vives, considerando este que lo del título “impresor del gobierno” estaba reservado al que servía en La Habana los impresos oficiales del Gobierno y de la Capitanía General, por lo que no hubo imprenta en Güines en 1831.

 

Más tarde en 1834 Marino Dumas Cancel y Velásquez solicita permiso para publicar un periódico semanal que se llamaría “La Estrella”, lo cual traería incalculables beneficios a la villa. La petición fue elevada al gobernador superior Don Leopoldo O’Donell, quien en una comunicación expresó:

“por orden del 8 de abril de 1843 está dispuesto que no se le den esos permisos, sino para las ciudades de La Habana, Cuba, Trinidad, Puerto Príncipe y Matanzas, y que aún en aquellos casos no han de expedirse sino en entera sujeción a la ley, agregándose a este, la circunstancia de la facilidad en que está hoy esa villa de recibir los periódicos diarios con la misma puntulidad que en la Capital.”(Candelario, Hernández Larrondo, El primer papel periódico y la imprenta en Güines. Güines, ADMON del Alcalde, 1951, p-6).

 

Entonces Güines solo debía conformarse con el envío de los diarios de la Capital.

En 1862 Francisco Calcagno y Monzón solicita al ayuntamiento permiso para la creación de un establecimiento tipográfico para la edición del primer papel periódico en la villa de Güines, pidiendo que se hicieran los trabajos de imprenta y que se adquiriera todo el material de escritorio necesario. El teniente Gobernador vio con simpatía la publicación de un periódico en la villa y elevó la petición a sus superiores. El 10 de mayo de ese mismo año se dada a conocer la autorización de publicar el primer papel periódico güinero. El ayuntamiento debía brindar al director del proyectado periódico toda la protección necesaria y en compensación se publicarían gratis todos los acuerdos y disposiciones del ayuntamiento.

 

El 15 de septiembre de 1862 circulaba en la villa el primer periódico güinero bajo el titulo “Álbum Güinero “   y lo dirigía Francisco Calcagno y Parreño y sus objetivos eran:

  • Esparcir aun más la semilla de donde ha de nacer el periódico güinero.
  • Publicar artículos científicos y literarios de plumas Güineras, dando a conocer aquellos de nuestros jóvenes que hallan cultivado con éxito en una u otra rama.
  • Abogar por los intereses de esta población y discutir aquellos puntos del ayuntamiento que puedan pasar al dominio publico.
  • Tener al público al corriente de los sucesos del día.
  • Reunir datos curiosos para la historia de Güines.

 

Los artículos tenían carácter científico, literario, comercio, economía, agricultura, bellas artes, entre otros. Este periódico  se imprimía en la Imprenta Nacional en Santa Clara. 

 

El 15 de marzo de 1863, Francisco Calcagno y Parreño ya tiene lista la primera imprenta en Güines que la inaugura el 5 de abril de ese mismo año, radicada en la calle 84(Masó) entre 95 y 97 (Concha y Herrera). A partir de entonces se imprime en este lugar el primer periódico “Álbum Güinero” con un tamaño mayor a los periódicos nacionales actuales; primero apareció semanalmente y después con una frecuencia bisemanal.

En el #52 del 1 de noviembre de 1863 cambia de propietario a Fernando Pío y Farra, el 15 de noviembre pasa a ser trisemanario (miércoles, viernes y sábados) y en diciembre apareció como diario, pero el 15 de enero de 1864 el diario publicó su último número, ya en este tiempo había surgido “El Progreso” y según Raimundo Cabreras “el medio no era suficiente para dos periódicos”.

 

El 9 de septiembre de 1863 aparece “El Progreso”, que ya como periódico salía los miércoles, viernes y domingos, bajo la dirección de Juan G. Havá. Ambos periódicos tenían carácter literario.

 

En 1866 nace otro periódico en la villa. Una imprenta en la localidad: “Imprenta de Comas y Petit”, en la misma se editaba “La Antilla”, hoja periódica impresa, sin redacción conocida. Un año más tarde, en 1867, Comas y Petit editan en Cárdenas un periódico: “El Progreso”.

 

“Todo hace creer que “La Crónica Güinera, allá por noviembre de 1868,fue una atribución de Calcagno al acervo del periodismo güinero, pero desde otro periódico. Es decir: una sección con ese nombre, insertada en otra publicación”. (Valentín Cuesta Jiménez, evolución del Papel Periódico en Güinesp.12)

 

Podemos afirmar que la base del periodismo en Güines lo fueron: El álbum, La Antilla, El Progreso y la Crónica Güinera.

 

En 1873 bajo una modalidad singular para la propaganda de su tienda José Suárez García, da a la luz periódicamente una hoja impresa que lleva el nombre de su tienda: “La Yerbita”. Este sería el nuevo periódico güinero, pues el anuncio comercial en forma y factura literaria d papel periódico, clamaba ante las necesidades del pueblo, describía actos sociales, daba manjares espirituales en el regalo de una amena literatura, rompía lanzas en pro de las reformas e instituciones públicas necesarias para el logro de la felicidad y bienestar ciudadanos.

 

 

 

En agosto de 1878 se edita el periódico “La Unión”, que fue la publicación más destacada y el vocero más activo del periodismo güinero durante 20 años. El mismo defendía los intereses de la localidad, hacia un llamado al progreso de la industria y el comercio. En la población existía un marcado interés por los problemas sociales y culturales, criticaba a la Salud Pública. Dirigido por el Ldo Pablo Xenes Santamaría, farmacéutico establecido en esta villa, quien la dirigió por un año. La Unión crece bajo la dirección de Raimundo Cabrera y con la ayuda de José Suárez García. La Unión se convierte en un periódico político, predicando el credo liberal. La Unión fue suspendida por disposición gubernativa, en enero de 1885.

 

En 1878 surge como resultado de la actividad periodística de Raimundo Cabrera otro periódico: “El Pilluelo”, un papel periódico manuscrito de dimensiones semejantes, en lo relativo al tamaño de su redactor, quien en aquel entonces contaba con 11 años.

 

En 1880 aparecen los periódicos “El Mayabeque”, de ciencia, arte y literatura; “El Corsario Rojo”; “”El Eco de Güines”. El “Eco de Güines” desaparece  pero Abelardo Rafael, su director da vida a un nuevo periódico: “El Mismo, quien tomó la personalidad del periódico suspendido.

 

En 1881 surge El Comercio” dirigido por Valentín Cuesta Rendueles y Francisco Fernández Santa Eulalia. Con esta publicación se estableció en la villa un nuevo taller tipográfico “El Demócrata” (imprenta madre local). La instalación de esta imprenta supuso la retirada de Comas de esta villa, y la misma asumío todas las actividades editoriales güineras. El comercio y El Mismo se convierten en voceros consagrados a la defensa de los intereses generales.

 

En 1882 a 1884 aparecen: “El Español”, ”Diario de Güines”, ambos de tendencias conservadoras, “El Demócrata”, “El Precavido”, ambos republicanos, ”El Tribuno Federal”, de intereses generales y “El Neófito”, republicano.

  De 1885 a 1886 se editaron varios periódicos entre ellos: “La Tribuna”,de carácter literario,  ”La Querella”, autonomista, ”El Progimnasma”, “La Verdad“, y “La Vanguardia”, de intereses públicos, “El Debate”, republicano, ”La Revista del Colegio San Ramón” pedagógico y ”La Tribuna”, autonomista. De esta etapa se evidencia la febril actividad periodística manifestándose la vibra sentimental de la villa. Las conquistas de la civilidad y del progreso que la letra impresa lograra, zumbando las máquinas impresoras hicieron de la villa un potencial de periódicos y periodistas.

 

En junio de 1887 aparecen: “La Voz de Güines”, un diario republicano que en su pregonera función constructiva de papel periódico, en pequeño formato no dejaba de actuar como inspirada por esforzados alientos y propósitos superiores y dignificados. Lo dirigía el propio Valentín Cuesta Jiménez, quien para esa fecha asume la dirección de “La Unión”.

 

Arturo R. Díaz editó “El Instructor” (dirigido a difundir la instrucción primaria y secundaria).

 

En 1891, la raza de color tuvo su órgano de prensa: “El Mayabeque”, bajo la dirección de Federico Valdés Hernández y la colaboración de Juan Acosta.

 

Consagrado a la divulgación científica en 1892 vio la luz “La Higiene”, aunque lo dirigía el propio Arturo R. Díaz, colaboraban todos los médicos establecidos en Güines, principalmente el Dr. Adolfo M. Díaz.

 

 En 1893, la crítica literaria y el cultivo de las buenas letras se vieron reflejadas en ”La Tijera”, con la dirección de Emilio Suárez.

 

De 1894 a 1895 aparecieron: “El Detallista”, de intereses generales con la dirección de Marcelino Suárez,  “La Antorcha”, dirigido por Manuel Ampudia de tendencia conservadora, “El Obrero”, de intereses generales y dirigido por  Pablo J. Montes y ”La Luz del Hogar” , ilustrado literario, bajo la dirección de Valentín Cuesta Jiménez.

“cimera, alta y abnegada “La Unión”, no solo vivió esos 20 años, sino que siguió su marcha hacia delante, llevando en los cuarteles de su escudo el nombre bien ganado del DECANO de la prensa mayabequina de entonces”( Valentín Cuesta Jiménez p-41)

 

Valentín Cuesta Rendueles, en La Unión... dio a Güines y a Cuba, el zumo puro de sus capacidades y lealtades de un hombre de bien.  ”( Valentín Cuesta Jiménez p-41)

 

Con los albores de la seudorrepública otros órganos de opinión aparecieron en Güines y comenzaron su edición, uno de ellos fue “La Justicia”, el primero de los semanarios políticos al surgir la nueva vida, en noviembre de 1898, aunque fue bien corta su duración.

 

A las 12 del día del 8 de diciembre de 1898 dejó de ondear en Güines el pabellón español, haciendo su partida hacia La Habana.

 

En diciembre  reapareció “La Justicia y “La Luz del Hogar”, ahora bajo la dirección de Manuel Fernández Valdés y el carácter de revista política, literaria, y de actualidad.

 

“ahora solo hemos de decir que ojalá no se advierta en el análisis el tópico lamentablemente doloroso de un ocaso, entre nubes, en ese sentido, de la UNIDAD GÚINERA, y la pérdida de sus defensas morales por la letra impresa.”(Valentín Cuesta Jiménez p 50)

 

El 30 de agosto de 1900 circulaba el periódico “el Republicano”, de 4 páginas, salía los jueves y tenía carácter político. En 1904 “La Verdad”, “El Liberal” y en 1905 “El Rayo”, semanario Ayalista.

 

En octubre de 1908 se publica el primer número de la revista literaria “Letras Güineras”, publicación comercial de 10 a 12 páginas. Su directora y muchas veces redactora fue Rosa Trujillo, ilustre poetisa  guinera.

 

Aquí aparecieron obras de escritores extranjeros como Gabriela Mistral, Enrique Rodo,  y nacionales como Enrique José Varona y Dulce María Loynaz. La periodicidad de la revista era quincenal y sus objetivos eran de carácter literario, pedagógico y cultural.

 

En 1911 se edita “Güines se Recurba”, semanario festivo, “El Distrito”,”La Realidad”; en 1914 “La Edad de Oro”, revista bimensual fundada por Rosa Trujillo, dedicada a los niños y a la cultura (hasta 1916) y se imprimía en la imprenta Valdés; en1913 “Escuela y Hogar”,  “Onicagina”,”La Voz del Mayabeque”; en 1915 “La Palabra”; en 1917 ”La Batalla”(de intereses republicanos),”Elo 34”, órgano oficial de la agrupación amigos del general, “El Tiempo”, “El Sinsonte” y “La Opinión”.

 

En 1918 “Patria”, “Pluma”, “Crónica Guinera”; en 1919 “El Noticiero” (de información general). De 1920 a 1921 “El Debate”, en 1922 “La Crisis” que se mantuvo hasta 1945 y era de interés general; en 1922 “Noticiero”; en 1924 la revista “Hojas Nuevas” y en 1925 “El Estudiante”.

 

A pesar de todas las situaciones que enfrentaba el país, Güines continúa con sus publicaciones. En 1926 aparece la revista “El Estudiante” (idealista y netamente nacionalista).

 

“Letras Güineras” sobrepasa dos décadas de existencia, pero a partir de 1928 sus salidas bimensuales pierden ritmo y en 1930 con 22 años de fundada ve la luz su último número, con informaciones de represión política y la crisis económica del machadato, esta revista tuvo alcance nacional e internacional.

De 1926 a 1942 siguieron surgiendo múltiples periódicos y revistas.

 

En 1944 se publica una edición extraordinaria en homenaje póstumo a Rosa Trujillo, fundadora de”Letras Güineras”, revista que diera a conocer el quehacer de este pueblo.

 

De 1944 a 1958 continuaron apareciendo numerosas publicaciones. El triunfo de la Revolución permitió iniciar nuevas publicaciones que respondieron a los intereses del pueblo hasta 1989, donde solamente se quedaron algunas revistas que tuvieron una efímera duración.

 

En las últimas décadas del siglo XX esta hermosa tradición se fue perdiendo hasta el punto de desaparecer por completo. No es menos cierto que aún circula prensa escrita en el municipio a través de revistas y boletines que en escuelas, empresas y otros centros de trabajos se realizan, pero no existe un diario que en la actualidad represente al municipio y a su historia.

 

2.3 Un profundo vacío. Nace El Habanero.

 

La llegada del período especial hacia fines de 1989 por la abrupta caída del campo Socialista en Europa ocasionó una grave crisis en Cuba. Según el Dr Armando Silva  León “la utilización de la capacidad industrial instalada disminuyó en 1992 en un 30% (respecto a 1989). En 1993, continuó agravándose.” (11) Cuba y su historia. Autores : Francisca López Civeira, Oscar Loyola Vega y Arnaldo SilvaLeón. Edit Gente Nueva, 1998.

 

La falta de electricidad, la escasez de combustible, la falta de piezas de repuesto y otros recursos imprescindibles para el eficiente funcionamiento de las máquinas impresoras del país, originó irregularidades en la salida de revistas y periódicos en esa dura etapa de crisis.

 

No obstante la reanimación cultural experimentada en Cuba tras la paulatina recuperación que aún se está logrando, el concepto de la producción editorial ha sufrido cambios con el advenimiento de las nuevas tecnologías de información transformándose no solo los servicios de acceso a esta, sino también los servicios de edición. Ello se debe a las posibilidades actuales de edición y distribución de publicaciones mediante medios electrónicos y de comunicaciones.

 

El Primero de Octubre de 1989, luego de consultar a las Instituciones que auspiciaban los órganos de Prensa y la participación activa de la Unión de Periodistas de Cuba, se adoptaron un grupo de medidas.

 

El ejercicio del diarismo en la prensa impresa dejó prácticamente de existir, excepto en Granma, pero al no haber competencia, en el mejor sentido de la palabra, podían darse el lujo de dejar para el día siguiente una información exclusiva.

 

Ya para marzo de 1992, diecisiete meses después de las medidas restrictivas de la prensa impresa con relación a 1989, el país tenía "el 58 % menos de publicaciones y un 78% menos de ejemplares". Para Granma significaron un 41,2% de sus tiradas y para Juventud Rebelde un 87%.

 

Hemos querido ofrecer esta información para que se tenga una idea de lo tensa y difícil que fue la situación de la prensa escrita, al iniciarse el llamado Período Especial en nuestro país.

 

La prensa militar, que había alcanzado un notable desarrollo, ofreció el ejemplo de sacrificio con la eventual desaparición - que dura hasta nuestros días- de la Revista Verde Olivo, una verdadera institución periodística, que tuvo entre sus fundadores y colaboradores al Comandante Ernesto Che Guevara; el periódico Bastión, la revista El Oficial, los periódicos de los Ejércitos de Oriente, Centro y Occidente y las revistas de la DAAFAR y la Marina de Guerra Revolucionaria, entre otras.

 

De 1990 a 1995 la economía cubana cayó en un 34%. Ello afectó fuertemente a la prensa.

 

 

En la actualidad muy a pesar de los obstáculos mencionados, Cuba continúa su producción de publicaciones periódicas ya existentes. 

 

El 7 de junio de 1959, Fidel asiste a un almuerzo convocado por el Colegio de Periodistas, pero al cual los directores de los principales medios de comunicación privados rehusan participar. Allí Fidel expone los primeros conceptos públicos de la revolución sobre la libertad de prensa. "Periodismo -dice el líder revolucionario-no quiere decir empresa, sino periodismo, porque empresa quiere decir negocio y periodismo quiere decir esfuerzo intelectual, quiere decir pensamiento, y si por algún sector la libertad de prensa ha de ser apreciada es, precisamente, no por el que hace negocio con la libertad de prensa, sino para el que gracias a la libertad de prensa escribe, orienta y trabaja con el pensamiento".

 

Se funda el 28 de enero de 1987, es la publicación de la provincia de La Habana, que refleja todo el acontecer en el territorio y publica informaciones de interés general.

El habanero año 2009.  Informaciones sobre Güines.

 

TEMAS / FUNCION

CANTIDAD

Deportes

86

Cultura

52

Agricultura

8

Historia

6

Telecomunicaciones

1

Educación

7

Salud

8

Construcción

6

Reforestación

1

MINNT

1

Comercio, gastronomía y servicios

5

Higiene

15

Organización

4

Prevención y atención social

2

Industria ligera

1

Movimiento juvenil

1

Justicia

4

Movimiento obrero

2

Gobierno

1

Medio ambiente

1

Industria básica

3

TOTAL

 

 

 

 

2.4 güinesmío

 

La publicación güinesmío de la actual CUM, surge el 8 de marzo del 2009, como parte del Proyecto de Gestión del Conocimiento que promueve dicha institución sobre la base del extensionismo estudiantil.

Inicialmente fue una edición escrita de una revista se pequeño formato, que refleja la vida económica y sociocultural de la comunidad con la participación de un reducido grupo de estudiantes y profesionales de varias disciplinas y el apoyo logístico de la UNAH y la propia Sede, pero después de la segunda edición en abril de ese año, por razones económicas tuvieron que revaluar el proyecto y se determinó mantenerlo en formato digital, hasta tanto las condiciones materiales permitieran volver a imprimirla. Este colectivo añora la posibilidad de convertir uno de sus principales objetivos; llevar la revista a la comunidad, agrandando su espectro, pero para ello debe aludir a las autoridades, tanto culturales como administrativas para lograr dicho empeño.

En esa etapa, cuando se empieza a divulgar en la red en los sitios http://mayabeque.blogia.com de la emisora local Radio Güines  y http://güinesmio.hab.rimed.cu , del Ministerio de Educación, también se coloca eventualmente en las computadoras de algunas instituciones y organismos de trabajos del territorio, también a partir del mes de agosto de ese año se empieza a divulgar por la emisora venezolana FM 99.3 del estado de Mérida, con la ayuda de la colaboradora Ana Lesbia Sosa de Zerpa, quien realiza el programa Ventana Agropecuaria, sobre el proyecto revolucionario para fomentar el desarrollo agrícola en Venezuela.

Al comienzo solo eran 5 entusiastas compañeros  tratando de romper esquemas y de imponerse a las carencias del momento y y el número de secciones de la revista no abarcaba todo el abanico de temáticas, ahora se puede decir que ya son una familia grande con más de 40 colaboradores que escriben para un creciente número de secciones que recogen la mayoría del quehacer político, económico, académico y sociocultural de esta villa y sus instituciones con la integración de las sedes universitarias a la vanguardia.

Hoy son reconocidos por vecinos de la zona y otras tierras y reciben el apoyo y el aliento de varias instituciones y personalidades que creen en este maravilloso proyecto.

Ya Güines cuenta con una publicación genuinamente local, dirigida a los miembros de su comunidad, principalmente a sus estudiantes y profesores y realizada desde la visión de la nueva universidad cubana, que les permite poder hacer patente su lema: La Revolución Somos Nosotros.

En esta investigación queda demostrada que cuando hay voluntad revolucionaria y deseos de luchar por los principios no existe ni situación económica ni sentimentalismos ajenos a nuestras raíces más cercanas raíces. Los güineros son un ejército de empeño y sacrificio, la ayuda de sus representantes es un eslabón fundamental para que esta villa cuente nuevamente con una publicación que lejos de dar pérdidas se ganaría en prestigio, identidad y valores olvidados.

Este es un llamado de alerta para que se unan todos los factores necesarios y dar el frente a la compleja, pero no imposible tarea de recuperar una de las más hermosas tradiciones que tuvo la villa de San Julián, de contar con una publicación que sea engendrada y nacida por el amor de sus terruños y criada por todas aquellas personas apasionadas por el sentido de pertenencia  y el amor a lo suyo. Este es el momento de hacer lo que nos toca. Muchas personalidades pasadas pusieron todo su empeño en lograr su objetivo, no creamos que con todas las alternativas que nos da la entrada del siglo XXI la prensa escrita necesita de prestada atención.

La revista güinesmío es un ejemplo de todo lo que se puede hacer. Ya tiene un impacto social extraordinario no solo dentro del municipio sino en el extranjero, y esto da muestra del valor de su contenido, donde Güines y sus comunitarios son el centro de sus temas. Güines es quien está recorriendo el mundo, es Güines la ciudad que ven y desean conocer. De Cuba una pequeña porción de tierra revolucionaria que esparce su semilla, cada vez que un usuario, lector o interlocutor, abre sus páginas y descubre las maravillas que se muestran en el interior de la revista, diseñada para el entendimiento de todo tipo de lectores. Aunque no es menos cierto que pudiera expandir aún más su terreno en ortos campos tan codiciados como los niños u otras especialidades es imposible opacar su grandeza o empañar la labor de sus desinteresados colaboradores, quienes hacen esta labor en su tiempo libre.

Después de una etapa de maduración y consolidación la revista ya da sus primeros pasos, lejos de rendirse por las barreras que han tropezado, güinesmío ha venido  a ocupar el lugar después del gran vacío en la prensa escrita güinera y ha irrumpido con sus destellos de talentos con el silencio editorial de la prensa plana en la localidad. Su nueva declaración de principios, luego de algunos cambios estructurales en la formación de la revista así quedó plasmada

Nueva declaración de principios

“Hoy refundamos esta publicación, nacida de la idea de varios profesores y estudiantes de una de las sedes universitarias del territorio, a quien rendirá cuentas y que enrola y acepta a creadores y comunicadores, y miembros de la comunidad en general, que acatan la línea trazada por la institución y las autoridades, ajustándose a los preceptos e intereses de sus gestores, para no comprometer la aceptación de los trabajos que se presenten.

La entrega de tales, no significa su publicación automática, la cual estaría avalada por el criterio de la línea editorial del Consejo de Dirección como requisito indispensable. Otro requisito, pero no definitivamente indispensable, será la entrega en formato digital. Y un tercero, profundamente inevitable es el rigor y el respeto a los valores que difunde nuestra institución.

Las líneas y proyecciones presentes de güinesmío digital se resumen así: publicación en formato digital e impresión en papel de amplio  y corte popular, revolucionaria en toda la extensión del sentido de la palabra. Un instrumento de formación y rescate de valores, informativo, sin prejuicios profesionales, ético y estético, dialéctico y ecléctico, que hacen accesible a cualquier pensamiento inteligente y renovador, siempre bajo la luz de principios mayores: la identidad local y nacional, con el respeto a los principios revolucionarios más puros.

Desarrollamos un proyecto genuinamente güinero y actual, para todos y con todos que responde a las tradiciones, intereses, cultura, arte y ciencias en general, desde la óptica de la extensión universitaria llevada a la comunidad, para lo cual prevemos el derecho de ser críticos, edificadores sociales, sobre el establecimiento de relaciones de respeto, comunicación y cooperación con las actores municipales del desarrollo intelectual y productivo.

Nos caracterizamos por seguir siendo una publicación diversa de opiniones, considerando que ello nos hará fuertes y nos distingue entre las otras publicaciones, pero manteniendo los mismos principios de patriotismo y pertenencia que motivaron a Francisco Calcagno y Monzón en 1862 a crear la primera publicación güinera, ya que estamos plenamente convencidos de que solo como comunidad integradora lograremos que: La Revolución somos Todos Nosotros.

Consejo de Dirección de   güiesmío

Güines, 13 de agosto de 2009.

 

 

CAPÍTULO III. Propuesta

 

Ya son conocidos los deseos de que retorne la prensa escrita a Güines. La tradición de esta municipalidad en ese sentido y las posibilidades existentes ante la realidad que representa güinesmio, perteneciente al Centro Municipal Universitario, en tanto única publicación que en los últimos años  saliera de forma periódica, primero de forma impresa, y después dadas carencias, en formato digital, existe una alta posibilidad de convertirla de forma oficial en sucesora de aquellos periódicos y revistas que matizaban el panorama de la Villa antes del triunfo de la Revolución y después del primero de enero de 1959 hasta la desaparición  de este medio de difusión en la localidad, hecho que agravó la llegada del período especial.

 

A partir del mes de abril de 2010, güinesmio saldrá de forma bimensual y existe el compromiso  de la dirección de la Universidad Agraria de La Habana y de otras instituciones de apoyar el fortalecimiento y extensión de la publicación.

 

Por esa razón me propuse muestrear los números de guinesmio  publicados entre octubre de 2009 a febrero de 2010 y de esa forma lograr un acercamiento a los aspectos positivos y negativos de la Revista, con el marcado propósito de mostrar un producto de calidad donde  se cumpla el slogan de estar al servicio de la comunidad desde la Universidad, frase incluyente para unos y otros, por lo que en correspondencia deberá existir un equilibrio capaz de difundir la vida universitaria y reflejar su entorno.

 

El muestreo realizado  tuvo los siguientes resultados:

Muestreo  a las publicaciones de Octubre, Noviembre y Diciembre de 2009 y Enero y Febrero de 2010.

Total de números muestreados  5, el 50 % del total.

Total de trabajos publicados en los números muestreados: 125

 

Por las funciones que cumple:

 

TOTAL

INFORMATIVA

DIVULGATIVA

RECREATIVA

125

16

106

3

%

20.0

84.8

5.2

 

Este resultado da cuenta que los números muestreados dan prioridad a la divulgación de diferentes temas, o sea, se trabaja mayoritariamente con materiales del archivo, obviando  en un alto por ciento la función informativa, principal razón de un medio de difusión que va dirigido a docentes, estudiantes y la comunidad.  Constituye un objetivo básico de toda publicación de este tipo, dar a conocer las novedades, lo más actual, de forma tal que se mantenga  un rango de mensajes en función  de dar a conocer lo que se necesita en un momento determinado. La función recreativa también puede ser superior, el 5,2 % de utilización obedece a qué no en todos los números muestreados se mantuvo este segmento de mediana intensidad.

 

Otras funciones como las de orientar, convocar, educar estuvieron escasamente representadas, por lo que puede inferirse escasez de balance en este sentido.

 

El análisis de contenido abarcó además la línea temática que han seguido los números de octubre de 2009 a febrero de 2010.

 

Esta valoración resulta vital pues nos da la medida si existe correspondencia entre lo que ofrece la publicación y los deseos de sus destinatarios, razón por la cual se aplicó una encuesta a estudiantes del CUM, residentes en la comunidad güineras.

 

 

Resultado temático:

 

TEMAS

OCTUBRE

NOVIEMBRE

DICIEMBRE

ENERO

FEBRERO

Opinión

1

1

1

1

1

Culturales

9

7

3

3

1

Universitarios

2

1

4

1

1

Históricos

14

6

6

4

6

Sociales

3

2

3

1

3

Ciencias

4

4

5

6

4

Deportes

2

1

1

-

-

M.Ambiente

1

2

2

2

3

Curiosidades

1

1

1

-

-

TOTAL  125

35

25

22

18

19

 

 

Estos resultados dan cuenta que los temas históricos, culturales y de las ciencias son los más difundidos, en su gran mayoría con carácter divulgativo. Si hubiese que definir en estos momentos a güinemio bien se puede afirmar que se trata  de una publicación que da preferencias a lo histórico y lo cultural, utilizando en menor medida  los universitarios, sociales y medio ambientales que resultan de interés tanto para estudiantes y docentes, como para los integrantes de la comunidad. Existe un marcado desbalance en este sentido que amerita un reajuste, una mirada más objetiva.

 

Llama la atención también la inequidad en el número de trabajos que se publican, en ninguno de los meses es coincidente, o sea, predomina la arbitrariedad en este sentido, hecho que se repite en el número de páginas que mensualmente  se fija para la publicación.

 

 

Resultado de las encuestas:

 

El número de encuestados fue de 125 estudiantes, todos radicados en la comunidad güinera.

 

Los resultados por interrogante fueron los siguientes:

 

 

SI

%

NO

%

¿Conoces la existencia de güinesmio?

 

75

 

60

 

50

 

40

¿Sabes cómo acceder a güinesmio?

 

23

 

18.4

 

102

 

91.6

 

 

Estas estadísticas dejan entrever que mayor por ciento de los estudiantes encuestados conoce de la existencia de güinesmio, aunque  la prevalencia del 40% que la desconoce resulta preocupante, ya que es una publicación concebida en la propia universidad.

 

La situación se agudiza cuando valoramos los resultados en torno en cómo acceder a la publicación. Más del 91 % de los encuestados desconocen las vías, lo que implica que no está al alcance de la mayoría y por ende el acceso a los materiales que se han publicado muestra serias carencias.

 

La tercera y última interrogante estuvo dirigida a conocer los intereses temáticos de los receptores. El resultado fue un amplio abanico que abarca 23 temas, una realidad que se contrapone a lo publicado en los últimos 5 meses, etapa en que los trabajos publicados giraron alrededor de 9 temas.

 

El 30,2 % de los encuestados prefieren temas relacionados con la cultura y la historia, ambos sobresaturados en  los números  valorados, otro por ciento similar prefiere recreación y deportes, ambos con baja representatividad.

 

El 24,8 % dijo preferir  trabajos  relativos a las ciencia, anhelo que está también algo saturado  en los meses  analizados. En el caso de materiales deportivos y curiosidades, sin representación en dos de los meses valorados, el 21,1 de las respuestas reclama mayor utilización de estos temas de mediana intensidad. En igual por ciento se solicitan temas relativos a la Salud y la economía, prácticamente ausentes. Resulta llamativo también que el 18,5 % se inclinó por aspectos de la vida cotidiana como: recetas de cocina, la sexualidad, la adolescencia, entre otras.

 

La revista güinesmio cuenta con un Consejo Editorial y colaboradores, tanto del CUM como de la comunidad y se aprecia que no existe una línea común en el momento de tributar trabajos a la publicación.

 

Como publicación no cuenta con un orden jerárquico al momento de ubicar los materiales, no existe una segmentación lógica inherente a toda publicación, la escritura  no tiene el enfoque diferenciado necesario para su proyección comunitaria, existe la tendencia de publicar trabajos de investigación (históricos, culturales, metodológicos, etc) de forma íntegra, con redacción en bloques que dificulta la lectura, la comprensión y en contraposición con las normativas existentes para las publicaciones digitales, cuyas presentaciones en INTERNET  se sustentan en estudios vinculados directamente a los internautas, en la comodidad y atrayente que resulte un material, que provoque el acceso y permanencia. Si se violan las normas, se pierde la oportunidad de que güinesmio se lea más en diferentes partes del mundo.

 

La síntesis, la proximidad, un estilo de redacción simple y comprensible deben ser normas inviolables en el consumo de materiales en INTERNET.

 

Son estos aspectos a tener en cuenta por el Consejo Editorial de la revista en aras de su perfección. Existen condiciones   humanas y el comprometimiento material de entidades y organismos para robustecer la presencia de güinesmio entre los estudiantes universitarios y la comunidad mayabequina.

 

En la delimitación más exacta y atinada de funciones, estilos y formas está el camino  que conduce al encuentro de la publicación continuadora.  El año 1831 marcó el inicio, el 2010 llegó con güinesmio, una Revista que, desde  su esencia funcional, puede renacer una tradición que distingue a Güines entre los municipios cubanos

 

CONCLUSIONES

 

Teniendo en cuenta el desarrollo histórico en las diferentes etapas de la prensa periódica en Güines y a partir de la necesidad de crear un órgano de prensa escrita que contribuya a difundir la actualidad güinera en sus manifestaciones de la vida social, se aplicaron diferentes instrumentos para la obtención de datos que han permitido una interpretación cualitativa y cuantitativa de los resultados.

Para conocer la situación real y actual de la Imprenta Municipal, conocida oficialmente como Taller de Artes Gráficas de Güines, se realizó una entrevista a su administrador, compañero Alex Rodríguez Felipe, (ver anexo___). De acuerdo a sus respuestas, es trabajador de esa entidad desde hace 25 años. En la actualidad, ese taller centra su labor de producción en la creación de modelos de empresa en función de la existencia de sus formatos.

El propio taller atraviesa dificultades en la tirada de otros materiales que antes eran la base de su producción. El local presenta malas condiciones constructivas y solo la fachada se mantiene arreglada.

En cuanto al estado de su infraestructura tecnológica su administrador refiere que a pesar de contar con tecnología muy atrasada es el establecimiento más grande y completo en cuanto a maquinarias  a nivel provincial. El mismo cuenta con 10 máquinas antiguas, de tecnología obsoleta, algunas funcionando y otras averiadas, aunque se pueden solucionar sin derroche de recursos. No obstante la escasez de piezas de repuesto dificultan las reparaciones, que no son atendidas frecuentemente por las empresas encargadas.

Por otra parte la escasez de recursos materiales óptimos como el papel de calidad(papel gaceta), es una limitante, pues actualmente solo se recibe el llamado papel cultural, con el que no se puede hacer ningún otro trabajo, además de no contar con juegos de letras adecuados (tienen que pedirlo a otras entidades tipográficas)

A su juicio todo ello sucede  porque la imprenta ya no pertenece a Artes Gráficas desde el punto de vista administrativo, sino a la Empresa de servicios del municipio.

Otra de las dificultades que presenta el taller para iniciar la tirada de una publicación es la ausencia del personal calificado(editor, corrector de estilo,  maquinistas, redactores), actualmente solo hay tres personas en la plantilla laboral.

Situación real de las máquinas: las 10 máquinas impresoras de 220v mencionadas anteriormente, dos son automáticas(una en funcionamiento y otra con una avería perfectamente reparable), dos máquinas de pedal de 1897 y una de marca Kelly que sirve para la producción periodística(guillotina), una máquina que le llaman pequeña gigante, averiada pero con posible soución, solo depende del empeño de las personas que le correspondes jugar este papel.

Se entiende entonces que como la entidad no pertenece a Artes Gráficas y no es una unidad presupuestada, no le son asignados los recursos necesarios para el sostén de una producción editorial sistemática.

El administrador hace referencia a un linotipo que se encuentra ubicado en la escuela especial, el cual facilitaría la tirada de dicha publicación. Las conclusiones de la entrevista se ven palpables: para que la tirada de esta publicación tenga éxito se debe trasladar el linotipo hacia la imprenta.

Por otra parte se debe gestionar la asignación del papel gaceta a la imprenta para que la publicación  salga con calidad, que bien pudiera realizarse un convenio entre as empresas involucradas para que se le asignen los recursos.

Según Alex con un pliego de papel gaceta que trae aproximadamente 500 hojas se podría tirar la publicación de 4 páginas una tirada bimensual de 125 ejemplares, para distribuirlos a las instituciones principales del municipio.

Con todos estos recursos que no están lejos de solucionarse se podría pensar en la ejecución de un proyecto más adelante para que guinesmío resurja en la comunidad como la futura publicación güinera de la historia de la prensa plana local.

 

 

ANEXOS.

Análisis de la encuesta aplicada a la población. ( ver anexo ___)

Para conocer el resultado actual del problema que se investiga se aplicó como instrumento una encuesta a la muestra seleccionada de la población que ocupa el Consejo Popular #2 en Güines. Esta muestra consiste en 150 sujetos de distintas ocupaciones y  edades comprendidas entre 17 y 70 años permitió conocer aspectos relacionados con la funcionalidad de un órgano de prensa local en el municipio, desde una perspectiva más objetiva y concreta.

A continuación los datos obtenidos que conforman el siguiente resultado cuantitativo por preguntas.

Resultados obtenidos en la 1 interrogante: esta pregunta permitía conocer el estado actual del hábito por la lectura de la prensa nacional en la población güinera.

Respondieron afirmativamente 109 sujetos que representa el ___%.

Respondieron negativamente 41 sujetos  que representa el ____%.

Resultados de la 2 interrogante:

Esta pregunta indagaba en el conocimiento de la historia de la prensa periódica local de la población güinera.

Un total de 58 sujetos que representan el ____% respondieron afirmativamente.

Un total de 92 sujetos que representan el ____% respondieron negativamente.

Resultados obtenidos de la 3 pregunta esta pregunta estaba dirigida a conocer la importancia que le atribuye la población de Güines a la prensa escrita local.

Respondieron afirmativamente 136 sujetos que representa el ____%

Respondieron negativamente 14 sujetos que representa el ____%

La argumentación de los que respondieron positivamente está sustentada en dos razones generales:

Porque permite conocer la labor actual de personalidades, instituciones y otros organismos y centros 88 sujetos que representan es __%

Porque estimula, promueve y rescata la tradición periodística en la localidad 48 sujetos que representa el___%.

 

Ambas razones anteriores 16 sujetos que representa el ____%

La argumentación de los que respondieron negativamente está sustentada en tres razones generales

No existe hábito por la lectura de prensa escrita  2 ____%

No tengo tiempo 9___%

No recibo prensa plana3___%

Resultados de la cuarta pregunta esta pregunta estaba destinada a conocer las tres prioridades e intereses que la población más le gustaría que fuesen abordados en un opl.

 

Tipo de información

indice

Por ciento

Informac culturales y rec

130

 

Inf deportivas

86

 

Inf de agricultura

29

 

Inf sobre historia

121

 

Inf sobre personalidades

116

 

Inf sobre colect. Laborales.

114

 

Inf sobre olpp

98

 

Inf sobre metas

102

 

Otras inf

24

 

 

 

Según el índice de incidencia, los 3 intereses mayormente priorizados por la muestra en relación con el tipo de información que demandan son:

Inf culturales y recreativas

Inf sobre la historia

Inf sobre colectivos laborales.

Ello evidencia el impacto en la comunidad de estas necesidades de información y la importancia que la población le concede a esas áreas del conocimiento además de corroborar la actitud que posee la población güinera en relación a la preparación cultural.

Resultados de la 5 pregunta

Esta pregunta intenta conocer qué conocimientos posee la población con relación a la publicación de la sede universitaria.

Respondieron afirmativamente 45 sujetos que representan el ____%

Respondieron negativamente 105 sujetos que representan el ____%

De acuerdo a todo lo anterior ha quedado demostrado que:

En la pregunta 1 aproximadamente el __% de la muestra no posee un hábito de lectura de la prensa nacional por lo que no son sistemáticos en esta acción.

Aproximadamente el __% de la muestra desconoce el desarrollo sostenido en Güines de la prensa escrita y la existencia de numerosos periódicos locales lo que pone de manifiesto cierto  olvido histórico y rupturas generacionales en ese sentido. No obstante el ___% valida la importancia práctica que representaría para Güines la circulación de un periódico. Entre los argumentos más viables planteados están el conocimiento multifacético de los sectores del municipio y la promoción y rescate del rol periodístico comunitario.

Aproximadamente el ___% de la muestra prefiere conocer informaciones culturales y recreativas, lo cual pone de manifiesto el gran apego de la comunidad  hacia el campo de la cultura. El __% demanda informaciones sobre historia y patrimonio local porcentaje considerable que manifiesta necesidad de conocimiento al respecto y orgullo de identidad. El___% considera necesarias las informaciones relacionadas con el orden profesional y las políticas de colectivos laborales.

En otro orden de preferencias las informaciones relacionadas con el poder popular y otras formas de gobierno de la localidad, constituyen demandas de un__% de la muestra y solo el ___% reclama informaciones de agricultura , aún cuando ha sido tradicional este sector en la historia del municipio.

Aproximadamente el ____% no conoce la existencia de la revista güinesmío tan importante para la localidad desde su circulación lo cual corrobora la necesidad de ampliar su espectro al resto de la comunidad.

Se le hizo además una entrevista a Noel Ascanio, quien es el encargado de dirigir el colectivo de colaboradores que hacen güinesmío, aunque el mismo refiere que no existe una jerarquía definida donde unos mandan y otros obedecen. El amor por lo que hacen estas personas que integran el consejo editorial de la revista del CUM, los hace responsabilizarse cada uno en su terreno, luego se reúnen y actúan según los intereses de la comunidad.

 

CUADRO DONDE SE REFLEJEN LAS PUBLICACIONES CONSULTADAS, AÑO DE CREACIÓN, PRINCIPALES FUNCIONES.

 

 

 

PUBLICACIÓN

 

AñO

DE CREACIÓN

 

 

FUNCIONES

 

NÚMERO

DE

EJEMPLARES

Album güinero

     1862

Francisco Calcagno

----

El progreso

1863

Juan G. Havá

----

La Antilla

1866

Imprenta de Comas y Petit.

----

La Crónica Güinera

1868

Francisco Calcagno

----

La Unión

1878

Pablo Xenes Santamaría

----

El Pilluelo

1878

Raimundo Cabrera

----

El Mayabeque

1880

José Suárez García

----

El Corsario Rojo

1880

Natalio Mora Roig

----

El Eco de Güines

1880

Abelardo Rafael

----

El Mismo

1881

Abelardo Rafael

----

El Español

De 1882

Benito Bayer y José E. Trías

 

Diario de Güines

 

Valentín Cuesta Rendueles

 

El Demócrata

 

Valentín Cuesta Rendueles

 

El Precavido

 

Abelardo Rafael

 

El Tribuno Federal

 

Abelardo Rafael

 

El Neófito

 

Ernesto Suzarte

 

La Tribuna

 

Raimundo Cabrera

 

La Querella

 

Juan Ocedo Eguía

 

El Progimnasma

 

Valentín Cuesta Rendueles

 

La Verdad

 

Valentín Cuesta Rendueles

 

La Vanguardia

 

Valentín Cuesta Rendueles

 

El Debate

 

Abelardo Rafael

 

La Tribuna

 

José Suárez García

 

Revista del Colegio

San Ramón

A 1884

Profesor Arturo R. Díaz

 

La Voz de Güines

1887

Valentín Cuesta Rendueles

 

El Instructor

1891

Arturo R. Díaz

 

El Mayabeque

1891

Federico Valdés Hernández.

 

La Higiene

1892

Arturo R. Díaz

 

La Tijera

1892

Emilio Suárez

 

El detallista

De 1894

Marcelino Suárez

 

La Antorcha

 

Manuel Ampudia

 

El Obrero

 

Pablo J. Montes

 

La Luz del Hogar

A 1895

Valentín Cuesta Rendueles

 

La Justicia

1898

Emilio Espinosa Manuel Ortega y Fancisco J. Castellanos.

 

La verdad

1901

Antonio Carimés

1

El liberal

1907

Semanario político, encabezado por el partido liberal.

54

Letras güineras

1910

Revista quince

nal,

Fundada por Rosa Trujillo, abordaba temas generales y de información social

533

La realidad

1911

Valentín Cuesta Rendueles.

5

La palabra

1915

Periódico de información, literatura e intereses generales.

5

El tiempo

1917

Calixto García Batista

4

La crisis

1921

Valentín Cuesta Jiménez

1

Heraldo de Güines

1922

 

247

El noticiero

1925

Interdiario de información

20

El lirio del valle

1926

Órgano del Kate

2

La voz de Güines

1926

Juli Miguel de la Vallina

1

La noticia

1927

Francisco Cartaya

1

El minorista

1928

Órgano de la oficina comercial

3

El rebelde

1928

Felix Almeida Hernández

2

El Indice

1928

Calixto García Batista

31

La reforma

1929

Candelario Hernández Larrondo

8

El demócrata

1930

Organo oficial del partido demócrata

84

Güines

1930

 

2

El güinero libre

1931

 

2

La prensa

1932

 

4

La voz

1932

Horacio Sánchez

5

Arango y Parreño

1933

Órgano oficial de la asociación antiguos alumnos de Arango y Parreño. Miguel  Domínguez.

5

El paladín

1933

Organo oficial de la admon municipal

53

La tarde

1933

Freddy Blanco García

47

El fuego

1934

Publicación al servicio de la revolución

1

La protesta

1934

Periódico provincial de intereses generales

39

Ideal.

1934

Organo oficial de la filial. Antonio Fuentes Abad

3

Acción liberal

1934

Publicación política defensor de los intereses liberales. Angel Oya Fernández.

4

El látigo 

1934

Conrado alayón Alfonso

7

El alacrán

1935

Alberto Roque

1

El amigo del pueblo

1935

Eloy A. González.

2

La coalición

1935

Semanario político. Francisco Díaz Rodríguez

1

Brújulas.

1936

Organo oficial de Braga Yacht Club

1

La chispa

1936

Arturo Fuente Abad

13

Mayabeque

1936

Periódico independiente y de intereses generales

3

El eco

1936

Leovigildo Díaz

3

Rumbo nuevo

1937

Gerardo Alayón alfonso

11

El Adalib

1938

Manuel Fernández Valdés

2

El pueblo

1938

Pertenece al partido unionista cubano. Eulalio Rodríguez

1

El combate

1938

Periódico independiente de intereses generales políticos.

32

Unificación nacionalista

1938

 

9

El Cenedista

1938

Temas políticos. Organo oficial del conjunto oficial democratico.

1

Baraguá

1939

Mario Alvarez Martínez.

4

El Pun

1939

Gerardo Alayón Alfonso.

27

El nacionalista

1939

Organ oficial del partido unión nacionalista.

58

fuego

1940

Organo de estudiantes de segunda enseñanza

1

El catalinero

1941

Semanario local de intereses generales. Alfredo Bacallao.

1

Revista todo

1941

Calixto García Batista

1

Labor

1942

Boletín de la escuela primaria superior de Güines.

3

Bol. Nec-Otiom

1943

Camara de comercio de Güines.

1

Proa

1943

organo oficial de la sociedad La Bella Unión de Güines

38

Rumbos nuevos

1943

Félix Almeida Hernández

1

Tierra

1943

Angel Cobo

4

El león

1944

Boletín del club de leones de Güines

2

El valle

1944

Fermín alvarez Silva

1

El estudiante

1944

Organo de la federación estudiantil

3

Bol. Camara de comercio de Güines

1945

Oficina de la camara de comercio.

1

Todo por el niño

1945

Adalberto Rodríguez

1

Diario Clamor

1946

Miguel Angel Gallasgui

4

Lavoz auténtica

1946

Miembro fundador de la prensa plana de Cuba adalberto Rodríguez

1

Diario del interior

1947

 

11

Radar

1949

 

2

Tribuna

1949

Francisco Valdés Ginebra

1

Adelante

1950

Publicación patriótica – bibliográfica y literaria. Órgano oficial del comité cívico de Güines. Pedro Regalado.

4

Juventud

1950

Noticiero local

108

La lucha

1950

Diario de servicio al pueblo. Guido Rodríguez Casañas

3

La gaceta de Güines

1951

Organ oficial de patrimonio municipal de Güines.

4

Ataque

1952

De temas variados. Emilio González Sort.

3

Opinión

1952

Servicio a la comunidad

2

Diario de Güines

1952

Temas generales

28

Rumbo

1953

Francisco Valdés ginebra

3

Comité cívico de Güines

1955

Pedro regalado garcía. Ejemplar único.

1

Bol. Brújula

1956

Organo de los caballeros de colón

1

El bodeguero

1957

Órgano oficial de la Unión de detallistas de Güines. Eladio Hernández.

1

revolucionario

1959

José R Ramos Trujillo

1

El diario angel

1959

Cabo Carabeo

18

La voz estudiantil.

1959

Organo oficial de la sección estudiantil M 26 7

1

Venceremos

1965

Organo de la jusei Regional Mayabeque

1

Mayabeque

1966

Organo de la administración general

5

Boletin centenario

1969

Comisión de historia del partido de Güines

9

 

 

 

 

Bol. Inf. Plan vianda quintalito

1970

Trabajadores agrícolas

1

Bol. Trinchera de la juventud

1970

Comité regional de la UJC

4

Bol. El bisturí    

1971

De los trabajadores del hospital regional de Güines

1

Mayatex.

1971

Organo de los trabajadores de la textilera Mayabeque.

5

Veintiocho letras

1971

Delegación regional de cultura Güines

51

Bol. La terminal

1972

Órganode los trabajadores de la terminal. 33/ 182. Israel betancourt

7

Bol. Producción

1971

Organo informativo de los trabajadores del sector municipal

2

Bol. En pie de lucha

1971

editado por los CDR

24

Bol.  Inf,. Del Central  Amistad

1972

Editado por la ecretaría de la C.O.R del PCC

1

Bol. Oriza

1972

Instituto tecnico del arroz

5

Bol. Panorama

1973

Public del CDIP y del ISE

1

Bol. UJC

1973

Organo del comité regional mayabeque

8

En los muros del moncada

1974

Taller literario Güines

3

Boletin de la bib. RaúlGG

1979

Consejo de dirección de la bib

1

Bol. Inf. Cult. Bib. Municipal.

1979

Consejo de dirección de la bib

4

Boletin Cacoquín

1983

Antalogía de obras de creadores. Casa de la cultura.

2

Bol. Liter. Cunagua

1985

Casa de la cultura

1

Letras de Güines

1987

De carácter general. Organo del taller literario municipal.

17

El Habanero

1987

Organo del comité provincial del PCC

Más de 7000

Boletín

La Alejandría

1988

Publicación histórica bibliográfica cultural. Comisión de historia del partido de Güines.

3

Bol. yamaraguas

1989

Grupo espeliológico de la Alejandría

4

Bol. historiador

1988

Union nacional de historiadores de cuba.

2

Bol. Patrim. güinero

1988

Organo del museo municipal de güines.

2

Bol. historia

1988

Órgano de la comisión de historia del comité del partido

3

Boletín literario CC

1998

Casa de la Cultura de Güines

15

Bol. Cultural Mayabeque

1999

Consejo editorial cultura municipal.

34

Bol. Lit. La varita mágica

2000

Casa de cultura Güines

2

Boletín

Literario Proa.

2000

Consejo de Dirección Biblioteca

3

Boletín lit. Sed

2000

Realizado por creadores locales

3