Renacer de Marina Larrazaleta

Renacer de Marina Larrazaleta

Por Marlene Caboverde Caballero - 

Las hadas mágicas tenían un revuelo diferente en la tarde del 19 de diciembre de 2014. Buscaban a una de sus hermanas, Marina Larrazaleta Moreno. No estaba frente a su máquina de escribir, ni colando  el café en la cocina, ni intentando descubrir en la rama de un árbol o en las nubes una nueva historia para los niños. Tampoco estaba en las calles en una franca conversación con la gente de su pueblo, ni en el estudio de Radio Jaruco donde desde hace 37 años tejía ilusiones, sueños y caminos.

 

Por fin la vieron las hadas de los cuentos, Pero ninguna se ponía de acuerdo para establecer el paradero exacto de Marinita. Algunas decían que la vieron buscando luces y colores en el arcoiris, otras, afirmaban que mojaba su alma en las aguas del río de Jaruco para despertar con su humedad nueva las semillas del monte.

 

Pero, la mayoría concordaba en que la vieron toda de fuego empujando el Sol en la mañana del 20 de diciembre, empeñada en borrar las lágrimas a sus niños, al pueblo que fecundó con su talento de artista y a la gente que la amó y respetó. Aseguran las hadas que

Marina vive desde hoy en cada amanecer, que su partida es aparente, más bien de mentiritas, porque siempre estará en la inocencia, la fantasía y el amor.